Salsas light

La pasta, tiene la fama de ser un alimento con muchas calorías, sin embargo, se ha de saber que estas,  son hipocalóricas (160 gramos de pasta tiene 233 calorías). Lo que realmente les aporta calorías, son las salsas que las acompañan, pero… ¿por qué privarnos de ello? Si este es el secreto, podemos preparar pastas light para acompañarla. Macarrones, espaguetis, lasañas… pueden acompañarse de las siguientes y ricas salsas que no te aportarán demasiadas calorías, te las detallamos a continuación. Toma nota:

Salsa Roja light con champiñones

-1 kg de tomates maduros

-1 cebolla mediana

-una cucharada de albahaca

-media taza de champiñón

-aceite de oliva

-ajo picado

-1 cucharadita de azúcar

-sal y pimienta

Preparación:

Fríe los ajos y la cebolla en el aceite. Cuando esté un poco dorado, añade el tomate en trocitos (quita la piel y las pepitas). Déjalo hervir unos 10 minutos y añade los champiñones (en láminas). Aparta del fuego y tritúralo  modo de puré. Añade la albahaca, azúcar y la sal. ¡Listo!.

Salsa Blanca (bechamel) light

–                    1 taza de leche desnatada

–                    1 cucharada de harina

–                    un poco de nuez moscada (rallada)

–                    sal y pimienta

Preparación:

Agrega la harina a la leche y ves deshaciendo hasta que no queden grumos. Ponla a fuego lento y ves moviendo para que no se hagan grumos. Agrega la sal y prueba al gusto. Antes de apagar el fuego añade la nuez moscada. La salsa está lista cuando espesa (todavía en el fuego).

Escrito por | 28 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas bajas en calorías y Dietas para adelgazar | Etiquetas: , , ,

Recetas: Pollo marinado con miel y mostaza

Hoy queremos enseñarte de nuevo cómo cocinar platos sabrosos a la vez que muy sanos. En este caso, seguro que con el nombre, ya se te está haciendo la boca agua. Pues la receta es bien sencilla.

Para prepararla para cuatro personas, debes contar con un manojo de perejil, 2 dientes de ajo, 1 cucharadita de comino molido, otra de cilantro molido, un chili, 2 cucharadas de mostaza de grano entero, 2 cucharadas de miel clara, 4 cucharadas de yogur griego con miel, aceite de oliva y 1,5 kg de pollo entero u 800 gramos en porciones.

Mezcla todos los ingredientes del adobo, salvo el yogur y cuando lo tengas, ve añadiendo las dos cucharadas de yogur poco a poco con un chorrito de aceite. Vierte la mezcla sobre el pollo y déjalo marinar al menos media hora, o bien déjalo una noche en la nevera.

Después, has de precalentar la parrilla y cocinar el pollo con un poquito de aceite. Para servirlo, añade unas rodajas de limón.

Vía Enfemenino