La dieta del genotipo

Algunas de las famosas más guapas y que mejor se conservan, como Sharon Stone, siguen dietas basadas en el código genético. Dicho así, suena demasiado enrevesado, pero vamos a tratar de aclararlo un poco describiendo lo que se conoce como la “Dieta del Genotipo”, promovida por el doctor Peter D’Adamo. Según él, podemos bajar de peso si realizamos una dieta basada en nuestro código genético, con lo que, además de mantenernos en nuestro peso ideal, nos estaremos alimentando de una forma saludable.

Para elaborar la dieta de cada persona, en este caso, hay que tener en cuenta muchos factores que, una vez analizados, nos darán como resultado uno de estos genotipos:

genotipo

-Cazador: personas estilizadas, con un sistema digestivo delicado, propensos a los problemas de acidez y las alergias. Tienen tendencia a enfermedades como el asma o la diabetes.

-Recolector: tienen tendencia a engordar, ya que acumulan fácilmente la grasa, y pueden sufrir obesidad, hipertensión, diabetes…

-Maestro: son fuertes, equilibrados y suelen mantenerse en su peso óptimo. Deben evitar algunas cosas, como los carbohidratos refinados.

-Explorador: tienen sensibilidad ambiental y química y deben evitar ciertos alimentos, como las harinas de trigo, el café o el cerdo.

-Guerrero: suelen ser delgados cuando son jóvenes, pero con los años engordan y tienen dificultad para perder los kilos que van ganando. Deben seguir una dieta mediterránea y evitar alimentos como la carne roja.

-Nómada: suelen envejecer sin grandes problemas y controlan bastante bien las calorías. Se da en nórdicos y algunos españoles y judíos.