La dieta nórdica

Últimamente se habla mucho de lo avanzados que están los países nórdicos respecto al resto en según qué cuestiones, como la educación, pero no es el único aspecto en el que pueden presumir. En países como Dinamarca, Noruega o Suecia también cuentan con una dieta envidiable y nada complicada gracias a la cual su riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares es menor y también su nivel de colesterol.

Este tipo de dieta prioriza el consumo de pescado azul, verduras, cereales, frutas y frutos del bosque, pero limita el de carne roja y azúcar, por ejemplo. Una de sus principales ventajas es que se reduce bastante el riesgo de obesidad y de diabetes, aunque no es un plan alimenticio diseñado directamente para adelgazar.

aaa

En este tipo de dieta, hay que tener cuidado con el mercurio presente en algunos pescados y también con algunos desequilibrios que pueden producirse al reducir el consumo de lácteos y de carne.

Por otro lado, se utilizan muchos productos frescos y también biológicos, evitando al máximo todo lo industrial, por lo que en general, resulta bastante saludable.

 

 

Escrito por | 11 de noviembre de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Famosas | Etiquetas: , ,

Los pescados y los mariscos

Desde los más prestigiosos santuarios de la ciencia mundial se recomienda la ingesta de pescado y marisco como un puntal de la salud. Ya no hay dudas, sus proteínas compiten en valor nutritivo con las de la carne, la grasa no es saturada, tiene menos colesterol y le dan menos trabajo en el estómago a la hora de hacer la digestión.

La última calidad saludable del mar son los ácidos grasos omega-3 de los peces, que se caracterizan por ser especialmente amigos de nuestro corazón y de todo el aparato cardiovascular, hasta el punto que las autoridades sanitarias de muchos países recomiendan comer pescado para hacer coger provisiones.

Para la vitamina D que tiene el pescado se asegura una buena calcificación de los huesos y, junto con los productos lácteos, son el alimento que aporta mayor cantidad de vitaminas A y D.

Pero lo que hay que destacar en los productos del mar es el aporte de yodo que nos regalan. Sin este nutriente, el organismo humano no se desarrolla ni física ni intelectualmente de manera correcta.

Además de ser ricos, en los nutrientes de los animalitos que viven del mar, mariscos, crustáceos y moluscos, encontramos una alta concentración de minerales y oligoelementos: calcio, fósforo, hierro, zinc, selenio, yodo…

Fresco, congelado o en aceite, se debe comer pescado a las menos cuatro veces por semana.

El pescado azul da más calorías, pero también más proteínas, vitaminas y minerales que el blanco aunque su grasa insaturada favorece mucho la circulación.

Casi todos los peces son igualmente ricos en vitamina del grupo B, vital para la formación de glóbulos rojos y del sistema nervioso y, si la cadena del frío no se rompe, el pescado congelado aporta al igual que el fresco todas las sustancias ya mencionadas.

Escrito por | 8 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas semanales y Dietas Tradicionales y General | Etiquetas: , ,

La dieta china

Hoy queremos hablaros de la dieta china, una cultura que aboga, por encima de todo, por una vida saludable.
Consiste en mantener el equilibrio entre el yin y el yang, algo para lo que hay que combinar cinco tipos de alimentos que se corresponden con los cinco elementos. Esto es, dulce (tierra), amargo (fuego), agrio (madera), picante (metal) y salado (agua).

Es una dieta que, además de para adelgazar, permite renovar todas nuestras energías, pero no optes por ella si no te gustan demasiado las verduras y el pescado. Conviene hacerla durante una semana cada mes.

Los principios básicos son: combinar alimentos tibios, frescos y calientes; cocinar las verduras al vapor; aplicar el concepto yin-yang; usar aceite o margarina en lugar de grasa animal o manteca.

Una dieta china incluye muchas verduras, pescados y mariscos. Como ejemplo, os proponemos esta:

Desayuno

-1 tasa de café o té (sin leche ni azúcar).
-Pan integral, muy tostado, con manteca (no margarina), 1 a 3 rebanadas. O 3 frutas secas. O un plato de frutas semiácidas (manzana, pera, ciruela, etc.). O 1 a 2 bananas maduras. O 1 taza de ensalada de frutas de estación.

Almuerzo

-1 vaso grande de zumo de zanahorias fresco o una ensalada de verduras crudas con aceite de oliva y limón o 1 plato de fritas semiácidas.
-150g de pescado asado o hervido, o pollo sin piel o carne magra.
-Puñado de nueces o almendras.
-Té o café sin azúcar.

Cena

-150g de pescado fresco, al vapor, con salsa de jengibre o 150g de tofu (requesón de soja) o camarones frescos ligeramente salteados con ajo y jengibre.
-Verduras frescas al estilo chino (ligeramente salteadas).
-Una ensalada de vegetales crudos, si se desea.
-Un vaso de agua mineral o te (sin azúcar)

Vía Perder Kilos