Cómo afrontar la Navidad cuando estás a dieta

Cuando estamos a dieta, hay dos períodos especialmente peligrosos que pueden hacernos volver a los malos hábitos: el verano -con sus terrazas, picoteos, barbacoas, etc-, y las Navidades. En esta época del año, las casas se llenan de dulces típicos, como los turrones, polvorones, mazapanes… Por no hablar de las cenas de empresa, cena de Nochebuena, comida de Navidad, cena de Nochevieja, etc. Es un “no parar” de atracones que es necesario limitar si no quieres pegar un salto del susto cuando vuelvas a subirte a la báscula.

Aunque nos enfrentemos a cenas y comidas copiosas, es imprescindible controlar el tema de los dulces. El turrón, por ejemplo, es sano en su composición básica, pero lleva huevo, azúcar, grasas… que te harán engordar si te pasas (y ya sabemos que es muy adictivo). Los mantecados, polvorones, alfajores, mazapanes y el chocolate son otros elementos a evitar. Por el contrario, el roscón (sin relleno de nata o chocolate) y el panettone son dulces menos calóricos.

Lo normal en esta época es ganar unos dos kilos. Puedes ayudar también a evitar un aumento excesivo consumiendo productos bajos en azúcar, o sin azúcar.

Escrito por | 30 de noviembre de 2012 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , , , ,

Recupera tu figura después de las fiestas

Las Navidades son mala época para las dietas, porque entre las cenas de nochebuena y nochevieja y las sobras en días posteriores, cuesta mantener la línea y cuidarse.

Todavía queda el día de Reyes, pero vamos a ir dándote una serie de consejos que pueden ayudarte a volver a la normalidad y perder ese par de kilos que pueden sobrarte después de tanto exceso:

-Bebe mucha agua. Es importante que consumas muchos líquidos, pero especialmente agua.

-Elimina los dulces temporalmente de tu dieta. ¡Ya has consumido bastantes en los días anteriores!

-Haz cenas ligeras. Ya te hemos hablado en otras ocasiones de la importancia de desayunar fuerte y cenar ligero, pero en casos como éste, es aún más importante. Tampoco cenes justo antes de acostarte. Deja pasar unas horas antes de irte a la cama para hacer bien la digestión.

-Toma yogures desnatados en lugar de picotear.

-Reduce la sal en las comidas.

-Camina o haz ejercicio una hora al día. Deberías hacerlo siempre, pero para recuperar la forma es especialmente importante.