La dieta vegetariana puede reducir la presión arterial

Según un estudio que ha sido realizado en el Centro Nacional Cerebral y Cardiovascular de Osaka (Japón), la gente que basa su alimentación en las frutas, las verduras y las legumbres acostumbra a tener una presión arterial más baja. Una revisión de estudios que ha sido publicada en el “Jama Internal Medicine” se cuestiona, por tanto, si con una dieta vegetariana, se podría combatir la hipertensión.

De este modo, no haría falta tomar medicamentos para ello y enfrentarse a los posibles efectos adversos de los mismos. Se revisaron 39 investigaciones y se pudo comprobar que aquellos que habían estado sometidos a una dieta vegetariana tenían la presión arterial, tanto sistólica como diastólica, más baja que los que habían comido carne.

ensalada

El estudio afirma que este tipo de dieta, además de ayudar a las personas hipertensas, puede ayudarles a bajar de peso, así como a controlar el colesterol y el azúcar en sangre.

La autora de la investigación mantiene que algunos problemas de salud podrían solucionarse simplemente haciendo cambios en la dieta: “Me gustaría animar a los médicos a prescribir dietas basadas en verduras como algo rutinario, y confiar en los medicamentos sólo cuando los cambios de dieta no hagan su trabajo”.

Escrito por | 27 de febrero de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Dietas vegetarianas | Etiquetas: , ,

Dieta Dash para personas hipertensas

La Dieta Dash está especialmente recomendada para personas que quieran prevenir o reducir la hipertensión arterial. Además, ayuda a prevenir la diabetes. Es baja en grasas saturadas, colesterol y grasas totales, y por el contrario, prioriza el consumo de frutas, vegetales, y lácteos descremados o sin grasa.

Básicamente, se trata de crear un tipo de alimentación que pueda ser sostenible a largo plazo, por lo que puede adaptarse a las necesidades calóricas de cada persona, siendo muy efectiva en la gente que consume poco calcio.

Incluye alimentos ricos en vitaminas y minerales, proteínas, fibras… También permite, en cantidad reducida, las grasas saturadas, las carnes rojas y los dulces. La mayor parte del régimen se compone de granos integrales, frutas y vegetales frescos, frutas secas, productos lácteos reducidos en grasas, carnes de aves, pescado y frutas secas.

Para seguir este programa, es necesario consumir comida baja en sal y sodio, mantener un peso saludable, evitar la comida rápida, hacer ejercicio y moderar el consumo de alcohol.

Para más información, consulta con tu especialista.

Vía Dietas

Dieta e hipertensión

Como ya se ha comentado anteriormente, los tipos de dietas varían en función de muchos factores, entre ellos, la salud de la persona.

En este caso vamos a ver la dieta en personas hipertensas. Esta es una enfermedad que cada día afecta a más personas. Sin embargo una correcta alimentación y un estilo de vida saludables, pueden prevenir su aparición y colaborar en su tratamiento. Controlar los alimentos es un factor clave para controlarla.

Y para ello, antes hemos de saber qué es la hipertensión.

Es una elevación persistente de la presión arterial por encima de los valores considerados normales. Se considera enfermedad crónica, y se caracteriza porque no existen molestias que la delaten.

La medición de la presión arterial se realiza colocando la presión máxima o sístole sobre la presión mínima o diástole, expresada en milímetros de mercurio (mm Hg).

En las personas hipertensas, los cambios en el estilo de vida,  y una dieta equilibrada ayuda a reducir la gravedad y complementar otros tratamientos. Es por eso que, a continuación, proponemos una serie de alimentos a incluir o desechar en la rutina alimenticia de los hipertensos, y así disminuir el riesgo de complicaciones innecesarias.

  • Beber 2 litros como mínimo de agua al día.
  • Consumir verduras y frutas todos los días, éstas aportan vitaminas y bajan el colesterol.
  • Pescado, al vapor, al horno o a la plancha, 2 veces a la semana. Esto proporciona vitaminas  del tipo omega 3.
  • Reducir el consumo de alimentos salados como las aceitunas, atún enlatado etc.
  • Evitar  embutidos, sopas preparadas, bebidas gaseosas, etc.
  • Debe consumir preferentemente pan integral.
  • Evitar la sal.
  • Realizar ejercicio todos los días para fortalecer el corazón.
  • Fuera tabaco.

Con esto y una dieta elaborada día a día, se puede controlar perfectamente la hipertensión. Ahora sólo falta la voluntad del paciente.

Escrito por | 15 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , ,