El retorno de la hamburguesa 3

Disfruta de una hamburguesa perfecta hecha en casa

-Compra la hamburguesa con poca antelación, ya que la carne picada se deteriora rápidamente. De hecho, es ideal hacerla en el momento o que se haga delante de ti.

-Utiliza carne magra de ternera, ideal si es el filete.

-El peso recomendado para una ración está entre 100 y 130 gramos de carne.

-Sazona- con poca sal y, a ser posible, con hierbas aromáticas o ajo y perejil.

-Haz a la plancha o al grill, sin chamuscar la misma.

-Acompáñala de ensalada, verduras y, por qué no, de un pan integral de calidad. Así obtienes un plato completo, saludable y sabroso. Si acabas con una pieza de fruta, constituye un menú perfectamente equilibrado.

4 recetas gourmet

California

150 gramos de ternera biodinámica, hecha a la brasa y acompañada con pan de leña y queso emmenthal, bacon crujiente, 2 pepinillos, 1 rodaja de tomate, 1 cucharada de cebolla confitada, 1 cucharadita de salsa barbacoa y aguacate fresco. Todo montado sobre el pan.

Ninja

150 gramos de buey hecho a la brasa y acompañado de una cucharada de cebolla confitada, 40 g de shitakes salteados, salsa japonesa al gusto, germinados de alfalfa y 1 cucharadita de sésamo. Añadir un poco de flor de sal. Es una hamburguesa con toques orientales que no te dejará indiferente.

De cordero

150 gramos de cordero ecológico cocinado a la brasa, montado sobre un pan de coca como base sobre la que se pone 1 cucharada de cebolla confitada, 1 rodaja de tomate, 4 / 5 trozos de “boletus” confitados, 2 espárragos verdes, 1 loncha de queso brie y flor de sal.

Vegetariana

250 g de arroz durante unos 20 minutos, añade la misma cantidad de judías hervidas y tritura. Después, añade 30 g de tomate seco en aceite de oliva picado, perejil y una pizca de sal. Da forma a las hamburguesas y hazlas a la plancha. Acompaña-las de una rodaja de tomate fresco, cebolla confitada y un pesto suave de albahaca, todo montado sobre el pan.

El retorno de la hamburguesa 2

La dosis y el tipo de cocción

Otro punto a tener en cuenta es la dosis. A menudo las hamburguesas, especialmente si se toman en un establecimiento de comida rápida, sobrepasan los 100-130 gramos recomendados. Si la compras de carnicería es bueno que te ajustas a este peso.

Hay que hablar también del tipo de cocción: es importante asegurarse de que no está frita en aceites poco recomendables, reutilizados mil veces y que no se presente muy quemada. Si la haces en casa, es fácil de controlar: utilizar un chorro de aceite de oliva es suficiente.

¡Cuidado con la guarnición!

Otro aspecto que también puede convertir la hamburguesa en una comida poco equilibrado es la guarnición. Si además de ser un trozo de carne de 200 gramos está acompañado de un panecillo blanco de poca calidad y de un montón de patatas fritas muy aceitosas, la combinación es hiperenergética (todo el conjunto puede llegar perfectamente a las 800-1000 kcal). Por suerte, algunos restaurantes se esfuerzan por conseguir las mejores materias primas con las que preparar unas hamburguesas de tenedor y cuchillo que se acompañan de guarniciones vistosas y saludables.

El retorno de la hamburguesa 1

Está dejando de ser el paradigma de la comida rápida y poco saludable de la mano de algunos establecimientos que presentan incluso como un plato gourmet con muchas y sabrosas versiones. ¡Vuelve la hamburguesa!

Parece que los romanos ya hacían hamburguesas, que el nombre proviene de Hamburgo (Alemania) y que fue exportada luego a los Estados Unidos. Sea como sea, se trata de una de las recetas más populares de la gastronomía y también una de las más desprestigiadas debido, en gran parte, de que se convirtió en el plato estrella de los locales de comida rápida. Ahora, algunos restaurantes de la ciudad se han esforzado en colocar en el lugar que se merece, ofreciendo unas cartas donde este alimento se hace con carne de calidad, se cocina como es debido y se presenta como un plato casi de diseño. Y es posible encontrar para todos los gustos…

El secreto esta en la carne

En principio, una hamburguesa, también llamada “filete ruso”, es una porción de carne sazonada que posteriormente se fríe o se hace a la plancha. Hasta aquí, ningún problema. La carne entra perfectamente dentro de una dieta equilibrada y aporta proteínas de alta calidad, hierro, zinc, fósforo… Ahora bien, el tipo de carne y la dosis que tomamos determinará que sea un plato más o menos saludable.

Respecto al primer punto, más a menudo de lo deseable te encuentras ante una recopilación de carne de

Diferentes partes de la ternera, suponiendo que sea de ternera, con una dosis de grasa y energía considerable. Este es justamente uno de los puntos conflictivos. Ahora bien, esto no quiere decir que no haya verdaderas delicadezas hechas de las partes más nobles y magras del animal. El filete de ternera no aporta

Más de un 3% de grasa y unas 100-132 kcal los 100 gramos.