Beneficios del vino para nuestro organismo

Cuando se trata de copas, todos estamos de acuerdo en que no son buenas para la salud, pero si hablamos de vino, parece que la cosa cambia. Y es que según lo que han demostrado los estudios al respecto, los flavonoides que contiene el vino tinto protegen nuestro organismo frente a las enfermedades cardiovasculares. Además, gracias a estos flavonoides, que actúan como antioxidantes, el vino puede lograr retrasar el proceso de envejecimiento.

vino

Otra de sus ventajas es que tiene un efecto vaso – dilatador, con lo que se reduce el riesgo de sufrir determinadas patologías. También ha habido diversas investigaciones que demuestran que puede evitar el deterioro cognitivo, y por tanto, evitar en cierta medida enfermedades como el Alzheimer o la demencia senil.

Por otro lado, se ha demostrado que el consumo de vino puede impedir el desarrollo de células tumorales en algunos casos e incluso proteger a los fumadores ante el cáncer de pulmón.

Este tipo de efectos beneficiosos, por supuesto, están supeditados al consumo de uno o dos vasos de vino tinto al día, lo que se considera un consumo moderado que nuestro cuerpo puede metabolizar.

Para más información, os recomiendo que leáis este artículo de Mapfre.