La dieta de la mano

Hoy os traigo una dieta sencilla, sencilla. Se trata de la conocida como “dieta de la mano” y ha sido publicada en la web de Guard Your Health. Consiste básicamente, en tener en cuenta las proporciones que comemos de los alimentos ya que sus defensores aseguran que solemos comer más cantidad de la necesaria. “Un plato de pollo con arroz ahora es un 53% más grande que en 1993 y las galletas son siete veces el tamaño de las porciones estándar” explican unos investigadores de la Universidad de Nueva York.

mano

Según esta dieta, para que os hagáis una idea de las cantidades, las porciones de carne no deberían sobrepasar el tamaño de la palma de la mano, mientras que los carbohidratos no deberían superar el diámetro del puño cerrado. Esto indica, por tanto, que habrá personas que necesiten más cantidad de comida que otras, dependiendo del tamaño de su mano. Paula Droguett explica lo siguiente: “Depende del tamaño de tu mano la porción que necesitas. Mi mano es distinta a la de un hombre, otra mujer y los niños, y también da cuenta que por eso fracasan las dietas universales, e incluso, en una misma familia no todos tienen que comer lo mismo”.

Podéis saber más sobre el tema en este artículo publicado por El País de Uruguay.

Escrito por | 30 de enero de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Famosas | Etiquetas: , ,

La dieta de las ocho horas

Llevo un tiempo oyendo hablar de esta dieta, que parece ser que está teniendo bastante éxito. Se habla de ella en un libro llamado “La Dieta de las 8 horas” de David Zinezenko y en algunos estudios. De momento, la teoría es sencilla y aparentemente efectiva. Otra cosa son los posibles efectos de este plan alimenticio, ya que algunos consideran que podría tener consecuencias negativas a la larga.

La idea es concentrar todas las comidas del día en 8 horas y después pasar 16 sin ingerir ningún alimento. En principio, se puede comer todo lo que uno quiera, aunque lo aconsejable es eliminar los carbohidratos, especialmente los azúcares, el pan y la pasta.

También conviene combinar la dieta con algunos minutos de ejercicio diario, como en cualquier otra. Se pueden adelgazar varios kilos en una semana, aunque en principio, a partir de ese momento, se perderían los kilos de forma más lenta.

Algunos expertos opinan que, ya que los estudios que demuestran su efectividad se han hecho con ratones, el efecto no tiene por qué ser extrapolable a los seres humanos. La práctica parece algo complicada en el sentido de que hay que tener muchísima fuerza de voluntad para no tomar nada a lo largo de tantas horas, alterando los horarios a los que estamos tan acostumbrados.

La dieta de los colores

A priori, parece una idea un poco extraña, pero la dieta de los colores tiene una explicación muy bien fundamentada. Se basa en la premisa de que los pigmentos de que los alimentos de ciertos colores tienen determinados efectos en nuestra salud, por lo que comer alimentos de cinco colores distintos al día sería lo adecuado para nuestro cuerpo.

Los grupos serían los siguientes:

-Alimentos de color rosáceo o morado: contienen muchos antioxidantes y neutralizan los efectos de los radicales libres.

-Alimentos rojos y naranjas: contienen betacarotenos, por lo que ayudan a la piel, sobre todo en lo referente a los efectos del sol. Además, ayudan a eliminar toxinas y son buenos para los problemas circulatorios.

-Alimentos verdes: reducen el riesgo de problemas cardiovasculares, evitan el estreñimiento, y son buenos para el colesterol.

-Alimentos blancos: reducen el colesterol malo y la presión arterial.

-Alimentos azules: son buenos para el corazón.

-Alimentos amarillos o anaranjados: son beneficiosos para los huesos y dientes, además de ayudar para tener una buena piel y mantener una buena visión.

En la página de fuente puedes encontrar un menú tipo para que te hagas una idea de cómo deberías combinar los alimentos.

Vía Dietas

La dieta Harcombe

Mientras la mayoría de dietas se basan en la premisa de que es necesario ingerir menos calorías para lograr adelgazar, la dieta de la nutricionista Zoë Harcombe plantea algo un poco distinto. Según ella, lo que hay que hacer es comer mejor. Por ello, plantea consumir alimentos frescos y no mezclar grasas con carbohidratos como las dos medidas clave de la dieta que propone.

En la primera fase de esta dieta, tenemos que eliminar las costumbres negativas que habíamos adquirido. No se pueden comer en esta etapa azúcar, queso, comida en escabeche ni cereales (salvo el arroz). Por el contrario, es recomendable tomar pescado, carne, huevos, yogur, ensaladas y verduras.

Tras cinco días así, entramos en la fase 2, que no dura un tiempo fijo sino lo que cada uno necesite. En ella, eliminamos cualquier tipo de comida procesada, ya sean alimentos precocinados, conservas, o comidas envasadas. Aquí introducimos también la prohibición de mezclar carbohidratos y grasas. Eso sí, no hay límite con las cantidades.

La última fase se alcanza cuando has perdido el peso que querías, y es para mantenerse. Debes seguir eliminando la comida procesada, aunque puedes comerla alguna que otra vez.

Lo bueno de esta dieta es que te permite comer cuando quieres, pero quizá es complicado determinar qué comer y qué no en ciertas ocasiones.

También pueden interesarte:

Dieta Atkins

Dieta South Beach

Dieta Scarsdale

Hoy vamos a hablarte de la dieta Scarsdale, diseñada por el doctor Herman Tarnower, y que destaca por el consumo de proteínas, en detrimento de azúcares y grasas. La dieta no debe extenderse más allá de dos semanas, pero después hay que seguir una dieta de mantenimiento para no recuperar el peso perdido.

La alimentación de la dieta sería la siguiente:

LUNES
• ALMUERZO: Fiambres magros; Tomates en rebanadas, a la parrilla o a fuego lento; Café, té o soda dietética.
• CENA: Pescado o mariscos; Ensalada mixta de hojas y vegetales; 1 rebanada de pan de proteínas; Toronja o fruta de la temporada.

MARTES
• ALMUERZO: Ensalada mixta de frutas; café o té.
• CENA: Hamburguesa sin grasa a la parrilla y en abundancia: tomates, lechuga, apio, aceitunas, colecitas de bruselas o pepino. Café o té.

MIÉRCOLES
• ALMUERZO: Atún o salmón con limón o vinagre; Toronja, melón o fruta de temporada. Café o té.
• CENA: Lonjas de cordero; lechuga, tomates, pepino, apio; Café o té.

JUEVES
• ALMUERZO: 2 huevos (en cualquier forma y sin grasa); requesón bajo en grasa; Calabacín, habichuelas o tomates; 1 rebanada de pan tostado; café o té.
• CENA: Pollo asado a la parrilla o en barbacoa, espinacas, pimientos verdes, habichuelas; café o té.

VIERNES
• ALMUERZO: quesos surtidos, espinacas; 1 tostada de pan. Café o té.
• CENA: Pescado o mariscos; Ensalada mixta y vegetales; 1 rebanada de pan; Café o té.

SÁBADO
• ALMUERZO: Ensalada de frutas; Café o té.
• CENA: Pavo o pollo asados; Ensalada de tomates y lechuga; Toronja o fruta de la temporada Café o té.

DOMINGO
• ALMUERZO: Pollo o pavo fríos o calientes; Tomates, zanahorias, col (cocinada), brócoli o coliflor; Café o té.
• CENA: Bisteck a la parrilla; Ensalada de lechuga, pepinos, apio y tomates; Coles de bruselas ; Café o té.

La cantidad de calorías diaria es baja, así que debes estar en perfecto estado de salud antes de empezar. Si quieres informarte más sobre esto, entra en la página de fuente.

Vía Dietas

El método de Jenny Craig

Recientemente, Mariah Carey sorprendía a todos luciendo una figura envidiable tras perder 13 kilos en la portada de la revista “Shape”. Evidentemente, la cantante ha seguido un riguroso método, concretamente el de Jenny Craig.

Se trata de un plan alimenticio con tres niveles. En el primero, se enseña a los clientes a comer los alimentos que deseen en pequeñas cantidades  y frecuentemente. En el segundo, se centran en la forma de aumentar sus niveles de energía, y el tercero consiste en lograr un mayor equilibrio para mantener una dieta saludable y no recuperar lo perdido.

La empresa ofrece un gran asesoramiento a sus clientes y apoyo para superar los diferentes niveles. En cuanto a la dieta en sí, se basa principalmente en comida envasada, que se completa con frutas y verduras frescas, cereales integrales y productos lácteos bajos en grasa.

No hay alimentos prohibidos, pero sí hay que tener en cuenta que han de comerse de forma moderada y combinarse con el ejercicio físico.

Escrito por | 23 de abril de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Famosas y Dietas para adelgazar y General | Etiquetas: , ,

Dieta Okinawa

¿Quién no ha oído hablar de la dieta Okinawa ? si me has contestado que no, deberías saber que  es el momento ideal para decidirte a realizarla.

Esta dieta es de origen japonés, más exactamente de la ciudad de Okinawa ,que es la ciudad que posee la cantidad de personas con la edad de cien años más elevada del mundo y sin dejar de mencionar que es la más saludable y con el índice de cáncer en las personas muy por debajo del que tenemos en países occidentales como en nuestro país, España.

¡Ah! y no olvidemos mencionar el nivel también bajo en cuanto a enfermedades cardiovasculares se refiere  ,así los ciudadanos okinawenses ya pueden presumir de todo esto, y además de poseer una densidad ósea muy alta que les protege de tener enfermedades relacionadas como la osteoporosis.

La dieta de Okinawa, está formada especialmente ,en el consumo de pescado, crustáceos, verduras, algas, especies, cereales, frutas y legumbres, que tomadas de forma equilibrada, nos dará excelentes resultados. Además, la carne tiene un lugar preferencial  en el menú diario de las familias Okinawa más que en otras zonas de Japón .

Podemos decir así, que los productos estrella para beneficiarnos de los beneficios de esta dieta japonesa son el queso de soja (tofu), el té (verde, con sabor a jazmín te de cebada),la soja, alubias rojas ,setas, y la calabaza .Es por eso que será necesario, diríamos que hasta imprescindible, mirar hacia atrás y fijarnos en nuestros antepasados y así de esa manera recuperar una alimentación más sana.

Escrito por | 23 de agosto de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Famosas y Dietas Orientales | Etiquetas: , ,

Dieta Carb Lovers

Aunque parezca mentira, hay dietas basadas en la ingestión de carbohidratos (pan, pasta, patatas, etc.). Son ideales para adelgazar sin pasar hambre.

Según la revista Elle, hay estudios que demuestran que los alimentos ricos en carbohidratos destruyen las acumulaciones de grasa y controlan el nivel de azúcares sin sacrificar masa muscular.

El secreto es aumentar la ingesta del almidón resistente, que actúa como fibra y permite quemar los depósitos de grasa que acumulamos.

Para comenzar, tienes que pasar una semana en fase de preparación. En ella, se pueden perder hasta 2 kilos consumiendo unas 1.200 calorías diarias. Después, comenzarás un plan de dieta en el que se incluyen comidas como la carne o el chocolate. Para saber más sobre cómo hacer esta dieta, puedes leer el libro “The Carb Lovers Diet”, de Ellen Kunes y Frances Largeman-Roth.

Vía Yahoo

Cuidado con los hoteles y campamentos que prometen pérdida de peso en tiempo récord

Muchas veces oímos que algunos famosos acuden un par de veces al año a determinados “hoteles” donde pasan un mes y pierden gran cantidad de kilos. Hoy vamos a explicarte por qué esta práctica no es recomendable.

Los expertos del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), preocupados por esta moda, advierten de que estos procedimientos carecen de aval médico y son insostenibles a largo plazo, además -claro está- de suponer un gran peligro para la salud. Como podrás imaginar, es muy fácil sufrir el conocido efecto rebote, consistente en adelgazar mucho de golpe para luego recuperar lo perdido y ganar más kilos. Se somete al cuerpo a mucho estrés, pero no se cambian los hábitos alimenticios, con lo que la pérdia de peso no dura.

Otra de las desventajas es que, además, estos “campamentos” son excesivamente caros. En muchas ocasiones, llegando a los 4.000-6.000 euros por estancia. En cuanto al ejercicio físico que se practica, si no estás acostumbrado a hacerlo de forma habitual, es más que probable que tu organismo se resienta o puedas sufrir algún tipo de lesión, sobre todo si eres una persona muy obesa.

Estos campamentos son más habituales en lugares como Estados Unidos, pero en España comienzan a implantarse.

Vía Europa Press

Dieta Dunkan

Las dietas, a menudo, son cansinas, terminan por ser rutinarias, te hacen pasar hambre, desesperan.

Actualmente, muchas famosas, se han decidido por la dieta Dunkan, la cual, está teniendo mucho éxito. Ideada por el doctor Pierre Dunkan, consiste en no pasar hambre y no da lugar al llamado efecto “rebote” que siempre ocurre al abandonar las dietas. Cuando se llega al peso ideal, el mantenimiento es posible.

Mujeres tan populares, como la últimamente de moda Kate Middleton, las han llevado a cabo, esta última antes de su boda. Jennifer López, Penélope Cruz, Nicole Kidman… toda y cada una de ellas, han confesado probar esta dieta.

Esta dieta consiste en cuatro etapas: ataque, crucero, consolidación y estabilización. Sus principales protagonistas son las proteínas, estas producen unas células que producen saciedad y actúan de eliminadoras del apetito. El salvado de avena es también muy importante, esta se toma durante toda la duración de la dieta.

La primera fase (ataque) depende de la cantidad de peso que se quiera perder, puede durar desde un día hasta diez. En estos días, solo se comen proteínas. Todas las carnes excepto el cerdo, pescados, mariscos, huevo, queso… además de 1,5 litros de agua al día.

La segunda fase (crucero) es la que lleva al peso justo, se alteran las proteínas vegetales con las puras, además de ejercicio.

La fase de consolidación es en la que se consolida el peso perdido sin que aparezca el efecto rebote. Aquí se admite un día de dieta libre, para que el cuerpo se acostumbre al nuevo peso.

La última fase (estabilización) consiste en seguir el estilo de vida normal, siempre y cuando con moderación.