Pautas para una dieta sana

Bajar de peso y estar saludable, es algo ideal para todos, pero lo que tenemos que tener bien claro, es que no hay ningún alimento que consiga este milagro, sobre todo, que por si solo adelgace y haga que el organismo queme grasas. La eficacia de todo esto, depende de nosotros, para ello, la dieta que llevemos ha de estar equilibrada, con suficientes proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales, todo aquello que el organismo necesita. Las calorías, se han de calcular de acuerdo a cada persona, dependiendo de su desgaste diario, pues cada una ejerce una actividad distinta por cuestiones de trabajo, rutinas diarias…

Para calcular las calorías que una persona gasta cada día, se necesita tener información sobre los alimentos, la forma de funcionar el cuerpo humano… la mejor guía para ello, es dejarse llevar por un nutricionista, el cual, analizará personalmente tus condiciones físicas (edad, sexo, estatura…), además de la actividad diaria que puedas llevar, junto al estado de salud (enfermedades, alergias, problemas de salud…) y el emocional, ya que la actitud ante las cosas, posee mucha influencia.

Lo que debes tener en cuenta es que en la mañana, el organismo aprovecha los nutrientes al máximo, por lo tanto, el desayuno, se convierte en la mayor fuente de energía diaria. Esta comida ha de ser lo más sana posible, lo ideal, es incluir frutas, lácteos, cereales (pan, tostadas…) y algo de grasa vegetal (queso light, atún…) se generosa con tu organismo cuando desayunes. No te excedas en el resto de comidas del día, come despacio y bebe mucha agua, conseguirás así las principales pautas de una dieta sana.

Escrito por | 13 de abril de 2012 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , , ,

Consejos para controlar las varices

Muchísimas mujeres, principalmente de mediana edad, pero también más jóvenes, se ven afectadas por las antiestéticas varices. La genética y los hábitos de vida son factores determinantes para su aparición, y aunque no suelen ser dolorosas, las chicas que las tienen suelen acomplejarse y evitan en lo posible mostrar las piernas.

Las varices son dilataciones de las venas que suelen aparecer en las piernas, pero también pueden estar en el esófago, el ano o los testículos. El sobrepeso, la obesidad y el sedentarismo influyen en su aparición, al igual que el estar mucho tiempo de pie o vestir ropa muy ajustada, que son actividades que pueden favorecer que suframos este problema.

Lo más recomendable para evitarlas es hacer ejercicio de forma regular, mantener una dieta saludable y no experimentar subidas y bajadas de peso muy bruscas. Para eliminarlas, en caso de que ya existan, los métodos más eficaces pasan por la cirugía, pero cada vez están más perfeccionados, así que el resultado es muy bueno. Es necesario, eso sí, que te asesores bien y acudas a un centro especializado de profesionales preparados.

Vía Enfemenino

Alimentación y salud femenina 2

La nevera de single

Volver de las vacaciones no es ninguna maravilla. El tiempo cálido queda atrás y la vida vuelve inevitablemente a la normalidad. Por lo tanto, más vale que tu dieta no te lo ponga más difícil. Siguiendo unas cuantas pautas dietéticas podrás mejorar tu estado de ánimo:

-Come cada 3-4 horas. Mantendrás altos los niveles de glucosa que, cuando bajan, no ayudan a estar de buen humor.

-Incluye alimentos ricos en vitamina B, como la pasta integral, los frutos secos o las legumbres, ya que va bien para tener tus neuronas en forma.

-La vitamina B6, en concreto, así como el magnesio (también en cereales, legumbres y frutos secos) son fundamentales para la síntesis del triptófano, un aminoácido que interviene en la síntesis de serotonina, neurotransmisor de efecto tranquilizante y antidepresivo.

-Incluye verduras y frutas en tu dieta, en especial el plátano, rico en triptófano.

-vigila el aporte de hierro (carne, huevo, legumbres…), ya que un nivel bajo de este mineral está relacionado con un estado de ánimo bajo.

-Regálate de vez en cuando (no a diario) algún capricho comestible que te guste. Esto también anima…

Condimentos digestivos

A partir de cierta edad, la digestión empeora, y puede resultar útil añadir laurel, menta o hinojo a los platos,

No sólo para darle gusto, sino para ayudar a digerir mejor. Sobre todo cuando se hierven verduras un poco “complicadas” como el brócoli, la col o similares, o cuando se cocinan legumbres como los garbanzos o las habas. Y, por supuesto, esto vale también para los guisos. Sin olvidar que una buena infusión de anís para terminar una comida es una de las mejores soluciones para no sufrir gases. Soluciones de siempre que te ayudarán a estar mejor.

Escrito por | 11 de diciembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , , , , ,

Vitaminas y minerales en la dieta

Una dieta equilibrada, es la mejor forma de perder peso, ya que las dietas rápidas que muchas veces nos ofrecen para la rápida pérdida de peso, están falta de algunos nutrientes básicos que el organismo necesita. Para realizar bien una dieta y perder algunos kilos, no hace falta eliminar ningún alimento, sino equilibrarlos todos respecto a sus calorías. Vitaminas y minerales son básicos para ejercer una buena alimentación. De esta forma se evita la ansiedad y el aumento del apetito entre horas.

Vitaminas C, A y B, son esenciales para las dietas equilibradas. La C, se encuentra en alimentos con pocas calorías como pueden ser todas las frutas y verduras. La B regula el sistema nervioso, por ello, hay que administrar suficiente cantidad de esta vitamina para calmar la ansiedad, la B2 y B6 controlan  la glándula del tiroides. La A es necesaria para que la piel no se haga flácida después de las dietas, ya que al perder peso, esta cae y hay que conseguir mantenerla firme. Hígado, pescado azul o huevos la contienen.

La falta de minerales, derivan en anemia, un síntoma muy abundante de las dietas hipocalóricas.  Si nos falta el hierro, el organismo acumula las grasas más fácilmente y aparece la celulitis. El hierro, se encuentran en las lentejas, espinacas, cereales integrales e hígado. El cromo, disminuye la ansiedad hacia los alimentos dulces, pues regula los niveles de glucosa. Las hojas verdes (acelgas y espinacas), plátanos, pimientos verdes y germen de trigo, son ricos en este mineral.

Dieta veraniega

Lo principal en el verano es ingerir alimentos frescos y ligeros para una buena digestión en esta época. Las hortalizas son recomendables comerlas crudas y frescas como las ensaladas y frutas de la época veraniega, entre estas tenemos: pepino, apio, puerro, berenjenas, remolacha, calabacines, nabos, pimiento, zanahoria, lechuga, tomate, acelgas, rábanos. Estos alimentos ayudan al cuidado de la piel, incluso a un buen bronceado.

Los cereales son un buen alimento para el verano como el maíz que modera la glándula tiroides, se puede consumir como copos, en harina o sémola. El mijo es rico en fosforo, hierro y vitamina A, ayuda a la fatiga y la depresion; la cebada es propicia para el verano porque su agua tiene propiedades calmantes.

La bebida es muy importante en el verano, se debe beber por lo menos dos litros y medio diariamente de agua, se puede ingerir esta agua al alimentarse con hortalizas, frutas, verduras que además llevan vitaminas y minerales.

Una alimentación diaria puede ser en el desayuno un zumo de frutas natural, yogures naturales, pan integral, y por ultimo alguna fruta del tiempo.

En la comida se puede comer cereales integrales, ensaladas de verduras como berros, acelgas, lechuga, espinacas, escarola, endibias, etc.

Para la cena es recomendable comer pescado fresco, pollo, y pavo a la plancha, guisantes frescos, ensaladas verdes, y de postre frutas del tiempo o yogurt.

Estas comidas son muy ligeras para el verano que vienen de maravilla, pero también se pueden compaginar con otras comidas como con las carnes rojas esporádicamente.

¿Qué es un plan de dieta líquida? (III)

A continuación se presentan algunos de los alimentos comunes que se consideran aceptables para personas que siguen una dieta de líquidos claros:

• El agua
• Apio sopa
• Café
• Crema
• Zumos de frutas
• Miel
• cocido y cereal tensas
• Hielo
• Limonada
• sustitutos líquidos de comidas
• Yogur
• Jarabe
• El jugo de tomate
• Margarina
• Borrar la sopa
• La leche y batidos
• Caldo
• Suave crema (o crema al horno)
• puré de frutas finas
• Aceite
• ponche de huevo pasteurizada
• Té
• Mantequilla
• Suave helado
• Bebidas gaseosas
• jugos vegetales
• Batidos
• Tomate puré de sopa de crema

A pesar de que una persona sigue una dieta líquida se supone que evitar los alimentos sólidos, esto no significa que el paciente tiene que morir de hambre. Al igual que cualquier plan de dieta sana, las dietas demasiado líquido, consisten en comidas regulares, colocadas a intervalos frecuentes durante el día. A continuación se realiza un ejemplo de un menú de dieta líquida durante un día:

Desayuno:

• Un vaso de agua
• Un vaso de jugo de fruta
• Un tazón de gelatina
• Una taza de caldo de

Almuerzo

• Un vaso de agua
• Un vaso de jugo de fruta
• Un tazón de gelatina
• Una taza de caldo de

Cena

• Un vaso de jugo de vegetales frescos
• Un tazón de gelatina
• Una taza de caldo de
• Una taza de café o té (sin crema)

Snacks (uno a la vez)

• Una taza de té o café (carece de crema), junto con un tazón de gelatina
• Un sabor a pop o paletas de hielo, sin ningún tipo de pulpa de fruta
• Un vaso de una bebida no alcohólica, que también podría incluir una bebida carbonatada

A pesar de que puede haber ciertas ventajas y beneficios que están asociados con una dieta de líquidos saludables, este programa sólo debe ser seguido por las personas que están a punto de pasar por un procedimiento médico. A efectos de la pérdida de peso, esta dieta es sólo apto para aquellos que son muy obesas y la necesidad de deshacerse de una gran cantidad de grasa. Sin embargo, es muy natural que las personas que sufren de condiciones médicas preexistentes que tomar medicamentos. Por lo tanto, los efectos de la dieta líquida en medicina también deben ser discutidos con un médico, antes de cualquiera de las ideas dieta líquida se incorporan. En la mayoría de los casos, las personas que necesitan seguir una dieta líquida se recomiendan hacer una transición gradual de su dieta regular de la dieta líquida. Un cambio repentino en la dieta puede tener graves repercusiones, ya que supone una considerable presión sobre el cuerpo.

¿Qué es un plan de dieta líquida? (II)

Como su nombre lo indica, es una dieta de líquidos suele ser un plan de alimentación, en los que una persona no consume alimentos sólidos. Sin embargo, hay varios tipos diferentes de dietas líquidas, cada uno de los que permiten el consumo de diversos alimentos.

En algunas dietas líquidas, sólo líquidos claros son permitidos, lo que se conoce como una dieta de líquidos claros. Sin embargo, hay otras dietas, en los que todas las comidas en la necesidad de ser reemplazado con líquidos como batidos, sopas o jugos. En algunas dietas líquidas, sólo un par de comidas, como tal vez el desayuno y el almuerzo son reemplazados con una bebida saludable y la persona se le permite tener una dieta equilibrada.

Cualquier dieta sana consiste en por lo menos 5 comidas y por lo tanto, la persona sigue una dieta líquida o bien debe tener una bebida saludable, como un batido o un snack. El principal objetivo de seguir una dieta líquida es la pérdida de peso, debido a un problema de salud. Sin embargo, muchas personas utilizan recetas dieta líquida para bajar de peso, por lo que puede desintoxicar sus cuerpos. En caso de que una persona está tratando de seguir una dieta de líquidos claros, a continuación, las opciones de alimentos son un poco limitadas, ya que incluyen principalmente el agua, la gelatina y el caldo. Estos alimentos se digieren fácilmente y no deja ningún residuo atrás, dentro del tracto digestivo. Sin embargo, estos alimentos no proporcionan al organismo los nutrientes y por lo tanto una dieta de líquidos claros se debe utilizar con mucho cuidado.

Varios médicos suelen prescribir recetas de dieta líquida para pacientes con cáncer o para pacientes que sufren de otros trastornos médicos y la necesidad de someterse a una colonoscopia en breve, para que ningún alimento deba estar presente dentro de los intestinos. Sin embargo, si la dieta es supervisada por un médico especialista o no, la gente debe asegurarse de que no lo sigue por un período prolongado de tiempo, o de lo contrario podría dar lugar a diversas complicaciones. La gente podía ver los efectos secundarios como náuseas, diarrea o vómitos puede ser visto después de una dieta líquida se sigue.

Alimentación saludable

Consejos fáciles para planificar una dieta saludable y ceñirse a él:

Una alimentación saludable no se trata de  filosofías de estricta nutrición,  permaneciendo irrealmente delgados, o privarse de los alimentos que te gustan. Más bien, se trata de sentirse bien, tener más energía, y mantenerse lo más saludable posible, todo lo cual puede lograrse mediante el aprendizaje algunos conceptos básicos de nutrición, y el uso de ellos de una manera que funcione para ti.

La alimentación saludable comienza con aprender a “comer de manera inteligente“, que no es justo lo que tu comes, sino cómo se come. Tu selección de alimentos puede reducir tu riesgo de enfermedades, tales como, enfermedad cardíaca, cáncer y diabetes, así como defender contra la depresión. Además, el aprendizaje de los hábitos de una alimentación sana puede aumentar tu energía, agudizar tu memoria y estabilizar tu estado de ánimo. Puedes ampliar tu gama de opciones de alimentos saludables, y aprender a planificar el futuro para crear y mantener una dieta satisfactoria y saludable.

Para que puedas ir haciéndote una idea de cómo deberían ser unas dietas políticamente correctas para tu salud, iré añadiendo en los próximos días, unos modelos de dietas aconsejables.

Imagen: marceloamezquita

Fuente: dieta equilibrada

Escrito por | 16 de febrero de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , , , ,