Dietas rápidas

Las dietas rápidas, son eficaces pero presentan un riesgo para la salud, ya que su secreto está en eliminar un grupo de alimentos, de forma que así obligamos al organismo a quemar  grasa, ya que ha de consumir energía y la coge de las reservas. Estas dietas son pobres en hidratos de carbono, se podría decir totalmente libre de ellos, pero hemos de contar que en estos alimentos que los tienen en sus propiedades, también existen otros nutrientes básicos que no podemos adquirir de otros alimentos.

Los nutricionistas no son partidarios de estas dietas porque no están equilibradas, carecen de nutrientes, además se la añade que no solo es grasa la que se pierde, sino también músculo, el cual, se refleja en la báscula como peso, pero que en realidad no lo es. Otro factor importante y que va en sentido contrario a la dieta, es que el paciente que pierde peso de esta forma, cuando termina no sigue esta misma alimentación, ha de cambiar a una nutrición adecuada y un estilo de vida normal, aunque se cuide los alimentos que comience a ingerir, no sigue el mismo sistema y recupera peso muy rápidamente.

El estómago, es otro factor perjudicado, pues los ayunos forzados, ocasionan enfermedades como la gastritis, colitis, estreñimiento…

Igualmente, el sentido emocional, también se ve perjudicado, pues al abandonar la dieta, el peso se recupera rápidamente, es entonces, cuando el paciente sufre por no haber servido para nada el sacrificio que tanto le ha costado.

Escrito por | 15 de noviembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas para adelgazar y Dietas vegetarianas y General | Etiquetas: , , , ,

Dieta South Beach

La Dieta South Beach (DSB), de la que quizá ya has oído hablar, promete la pérdida de 4 a 6 Kg. en 2 semanas. Se trata de un plan alimenticio equilibrado que incluye frutas, vegetales, granos, nueces y grasas saludables. Fue ideada por Arthur Agatston y su obra, como tantas otras sobre dietas, ya es un best-seller. Esta dieta descarta la creencia de que los carbohidratos deben eliminarse para adelgazar y además, por sus características, ayuda a mejorar los niveles de colesterol y triglicéridos, y mejora los niveles de insulina.

Hay que hacerla en tres fases. En la primera, se trata de controlar la ansiedad. Se consumen cantidades normales de carne, pollo, pavo, pescados y mariscos, y grandes cantidades de vegetales, huevos, queso y nueces. En los primeros 14 días, no se pueden tomar pan, pastas, patatas, arroz, frutas, caramelos, postres, tortas, galletas o azúcares refinadas. Tampoco se permiten bebidas alcohólicas.

En la segunda fase, tras perder entre 4 y 6 kilos, se pueden consumir pastas, arroz, pan, arepas, frutas y chocolate. La tercera fase es más bien una forma de vida para mantener el peso alcanzado. Si se aumenta de peso, se vuelve a la fase 1 ó 2 durante 14 días para perderlo.

Si os interesa, consultad con un especialista antes de realizarla.

Vía Dietas

Las dietas rápidas

Cuando se acerca el verano o incluso algún acontecimiento especial, pensamos en quitarnos esos kilitos de más que nos molestan para lucir el bikini o aquel vestido tan bonito que vamos a llevar. Es entonces cuando nos ponemos a dieta para conseguirlo y para ello, están las dietas rápidas, dietas extremas en bajas calorías, como pudieran ser la de los 13 días, la de la manzana o la líquida, aunque se deben hacer con un buen control nutricional.

Las dietas rápidas, reciben este nombre por no necesitar ningún esfuerzo físico para realizarlas y sus resultados son evidentes, de ahí que tengan tanta fama. Sin embargo, los nutricionistas, no están para nada de acuerdo con estos métodos, pues pueden afectar directamente a la salud, ya que se suspenden en ellas, grupos de alimentos que debemos de comer día a día y obliga a nuestro cuerpo a  quemar la reserva de grasa que este tiene. En estas dietas, se eliminan los carbohidratos, los cuales, tienen proteínas y grasas, de ahí que los nutricionistas, no las aconsejan, pues se vuelve una alimentación desequilibrada, faltando muchos nutrientes importantes.

Otro elemento peligroso, es que cuando ya se han perdido esos kilos sobrantes, en unos días, se vuelve a la vida normal que antes se llevaba, es decir, que no se intenta seguir esa misma alimentación, por lo que el organismo se desequilibra e incluso coge más peso que se tenía anteriormente. Este es el temido “efecto rebote”.

Con esta clase de dietas rápidas, también se arriesgan a padecer enfermedades como gastritis, reflujo, colitis, estreñimiento… todo relacionado con el estómago.

Escrito por | 27 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas para adelgazar y General | Etiquetas: , ,

La dieta crash

Si quieres bajar de peso ahora que llega el verano, una de las opciones que tienes para conseguirlo de forma rápida es la dieta crash, que ayuda a evitar la flacidez y la celulitis. No conviene alargarlo más de dos semanas, tiempo suficiente para perder entre 4 y 6 kilos.

Es indispensable comer cada dos horas y beber unos dos litros de agua diarios. En la dieta crash, deben consumirse 1000 calorías diarias, repartidas de la siguiente forma:

-En ayunas: pequeña macedonia de piña, papaya, melón y sandía, junto a un par de almendras o una nuez.
-Desayuno: media taza de cereales con fibra y 200 mililitros de leche descremada
-Almuerzo: pera, manzana o plátano maduro y cuatro almendras o dos nueces.
-Comida: 60 gramos de atún o pollo a la plancha, un plato de verduras verdes, una pieza de fruta y agua mineral o café negro sin azúcar
-Merienda: pequeña macedonia de piña, melón, sandia y papaya. Dos almendras o una nuez
-Cena: dos tostadas con un poco de queso cottage y media taza de cereales con fibra y 200 mililitros de leche descremada
-Antes de dormir: pequeña macedonia de piña, melón, sandia y papaya. Dos almendras o una nuez

Para dejarlo, el primer y segundo día agrega al programa 150 ml de yogur normal de sabores en cualquier momento del día. El tercero y el cuarto agrega al programa otros 150 ml de yogur normal de sabores (total 300ml en 24 horas)

Vía Dietas

Escrito por | 5 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Cortas y Dietas semanales y General | Etiquetas: , , ,

Dietas rápidas: la dieta de los tres días

Las dietas rápidas pueden ser perjudiciales para nuestra salud, pueden producirnos cambios drásticos en nuestro sistema, alterándolo con insuficientes proteínas o abusando de ellas o de grasas o hidratos de carbono. Son poco saludables, consigues perder peso de forma muy rápida pero no consiguiendo resultados a largo plazo.

Lo más importante es mantener una dieta saludable y una alimentación adecuada y sana.

Una de las dietas rápidas que más está de moda y que está pisando fuerte es la llamada DIETA DE LOS TRES DIAS, llamada así porque en días pierdes tres quilos, quilo por día. Realizada cada semana hasta alcanzar así el peso deseado, evitando a toda costa el consumo de refrescos gaseosos, consumos de postres y dulces. No debe durar más de tres días, su nivel calórico es muy bajo y puedes notar mucha debilidad. Las comidas están repartidas en tres tomas, desayuno, comida y cena, respetando estas tomas como se te citan a continuación, recuerdan que sólo son un ejemplo, a modo orientativo:

Para el desayuno:

–           Café o té con edulcorante, acompañándolo de queso y zumo de pomelo

Para la comida:

–          100 gr. De carne magra, guisantes, zanahorias, una manzana.

Para la cena:

–          Pan tostado, acompañado de atún, con café o con té, con edulcorante.

Y lo más importante que no debe faltarte es la hidratación de 2 a 3 litros diarios.

No es aconsejable un método de adelgazamiento tan rápido, lo aconsejable es un método progresivo saludable.

Escrito por | 8 de mayo de 2011 | 1 comentario
Categorias: Dietas Cortas | Etiquetas: ,

Dieta del pomelo

La dieta del pomelo es una dieta realmente efectiva con la que podemos perder mucho en muy poco, pero siempre actuando con cabeza. No debéis hacerla durante más de una semana en ningún caso porque, debido a su poco aporte calórico, podría ser peligroso mantenerla, además de poder provocar un efecto rebote más fuerte.

Debéis realizarla de manera coherente y combinándola con la ingesta de 2 litros de agua diarios y por supuesto, una actividad física.

El pomelo es un alimento libre de materia grasa y con muy poco sodio, que contiene mucha vitamina C, agua y fibra.

Estas características hacen que la sensación de saciedad sea mayor y no pasemos tanta hambre como en otros procesos de dieta.

Sin embargo, teniendo en cuenta las pocas calorías de esta fruta, es imprescindible no prolongarla más de lo que os hemos explicado y seguir los consejos de un especialista que os la controle.

-Desayuno:
Medio pomelo
Café o té sin azúcar

-Comida
Medio pomelo
2 huevos duros
Ensalada de pepino y tomate, aliñada con limón, vinagre y hierbas.
Tostada de pan integral con café o té sin azúcar.

-Cena
Medio pomelo
Media cabeza de lechuga con vinagre o limón y hierbas
200 gramos de pollo a la plancha

Vía Dieta Fitness