Una dieta rica en fibra y proteínas para mantener la línea

La dieta perfecta para no recuperar los kilos perdidos con un programa de pérdida de peso se basa en fibra y proteína.

Así lo revela un estudio realizado por la Fundación New Balance Centro de Prevención de la Obesidad en el Hospital de Niños de Boston publicado por la revista JAMA.

Investigadores americanos han dividido en tres grupos, 21 que habían perdido 10 a 15% en peso con un estándar de peso programa de pérdida. Cada grupo fue sometido a una dieta diferente de mantenimiento: la primera baja en grasa, con cereales, frutas y hortalizas (hidratos de carbono 60% del total de calorías, grasa 20%, proteínas 20%), y el segundo índice, bajo glucosa, con grasas saludables y legumbres, verduras y frutas (40% de carbohidratos, 40% de grasa y 20% de proteína), y la tercera, finalmente, un bajo contenido de hidratos de carbono (lo que representa 10% del total de calorías, grasa 60 %, proteínas 30%).

Si la reducción en la tasa metabólica basal, lo que resulta en un programa de pérdida de peso es uno de los factores que favorecen la recuperación del peso perdido, según los estudiosos fue a una dieta que minimizase esta reducción. Así, los más pobres de los hidratos de carbono, la tercera en los experimentos, demostraron ser el más adecuado para este propósito.

¿Pero esto es cierto? En realidad no. Los expertos son en cada caso de una sola opinión: una dieta deficiente en hidratos de carbono conduce a niveles más altos de cortisol, que es un indicador de estrés, y la proteína C reactiva, un marcador de inflamación, con el consiguiente riesgo de eventos cardiovasculares.

La mejor dieta, por lo tanto, es siempre la que no tiene límites o exceso de grasa o carbohidratos, y un buen suministro de fibras vegetales para limitar el aumento de la glucosa en sangre y de insulina después de una comida.

Escrito por | 17 de agosto de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con proteinas y General | Etiquetas: , , ,

Dieta 2: Dieta de la fibra

Dieta extraída de revistas de moda

La segunda dieta de este grupo nos aporta aún menos calorías, concretamente 1109.9 calorías, por tanto, también es de adelgazamiento. El tanto por ciento de proteínas, un 26.58% es elevado, lo que produciría un exceso de estas pero no muy significativo. Los lípidos si que se encuentran en exceso, y en un exceso considerable. Mientras que nosotros necesitamos aproximadamente un 30% de lípidos, esta dieta nos ofrece un 50.65% lo que supondría sin lugar a dudas un aumento de grasa dentro de nuestro cuerpo, y si esta grasa contiene ácidos grasos saturados (los que se encuentran en grasas sólidas: tocino, mantequillas, manteca, carnes poco magras…) podría provocar enfermedades cardiovasculares, infartos de miocardio y embolias debido a un exceso de colesterol. A continuación, como consecuencia del elevado número de lípidos, encontramos un déficit de glúcidos, exactamente un 40.69%, lo que podría influir en un mal funcionamiento de nuestro cuerpo para no tener la cantidad suficiente de este tipo de nutrientes. De este modo, y al igual que el anterior, a pesar de ser una dieta adecuada para el adelgazamiento, no resultaría bueno poner en práctica esta dieta porque no es equilibrada, no aporta los nutrientes necesarios y por tanto podría afectar gravemente nuestro funcionamiento interior.

Escrito por | 5 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas para adelgazar y General | Etiquetas: , ,