Dieta de frutas

Las dietas basadas en la ingesta de frutas son altamente efectivas, y desde luego sanas. Hoy vamos a plantearte una opción que puede resultarte muy interesante, pero tendrás que consultar con tu médico antes de llevarla a cabo porque la cantidad de calorías diarias es baja y es necesario que si quieres hacerla, sepas que estás en las condiciones físicas adecuadas.

Debes combinar este tipo de dieta, como decimos en otras ocasiones, con el ejercicio físico, y tampoco olvides tomar unos dos litros de agua diarios.

Aquí tienes un par de ejemplos, obtenidos de la Clínica Vicario, de cómo podrías desarrollar una dieta a base de frutas:

Ejemplo A:
-Desayuno: 2 porciones de fruta al gusto, té verde o blanco o infusión a voluntad (con sacarina)
-Comida: Tortilla francesa (2 claras, 1 yema), 2 porciones de fruta al gusto
-Merienda: 2 porciones de fruta al gusto
-Cena: 2 porciones de fruta al gusto, té verde o blanco o infusión a voluntad (con sacarina)

Ejemplo B:
-Desayuno: 2 porciones de fruta al gusto, té verde o blanco o infusión a voluntad (con sacarina)
-Comida: 2 filetes de pescado a la plancha aliñado con jugo de limón, 2 piezas de fruta al gusto
-Merienda: 2 porciones de fruta al gusto
-Cena: 2 piezas de fruta al gusto, té verde o blanco o infusión a voluntad (con sacarina)

Si quieres más información sobre esto, consulta la página de Clínicas Vicario

Escrito por | 6 de noviembre de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas bajas en calorías y Dietas de Frutas y General | Etiquetas:

Dieta del pomelo

La dieta del pomelo es una dieta realmente efectiva con la que podemos perder mucho en muy poco, pero siempre actuando con cabeza. No debéis hacerla durante más de una semana en ningún caso porque, debido a su poco aporte calórico, podría ser peligroso mantenerla, además de poder provocar un efecto rebote más fuerte.

Debéis realizarla de manera coherente y combinándola con la ingesta de 2 litros de agua diarios y por supuesto, una actividad física.

El pomelo es un alimento libre de materia grasa y con muy poco sodio, que contiene mucha vitamina C, agua y fibra.

Estas características hacen que la sensación de saciedad sea mayor y no pasemos tanta hambre como en otros procesos de dieta.

Sin embargo, teniendo en cuenta las pocas calorías de esta fruta, es imprescindible no prolongarla más de lo que os hemos explicado y seguir los consejos de un especialista que os la controle.

-Desayuno:
Medio pomelo
Café o té sin azúcar

-Comida
Medio pomelo
2 huevos duros
Ensalada de pepino y tomate, aliñada con limón, vinagre y hierbas.
Tostada de pan integral con café o té sin azúcar.

-Cena
Medio pomelo
Media cabeza de lechuga con vinagre o limón y hierbas
200 gramos de pollo a la plancha

Vía Dieta Fitness