Beneficios de la calabaza

De vez en cuando conviene hablar de las propiedades de los alimentos, ya que a veces alimentarse de forma sana está al alcance de nuestra mano y a precios muy baratos, y pasamos por alto muchas de las posibilidades. En el caso de la calabaza, se trata de una hortaliza de la que podemos llegar a obtener múltiples beneficios.

Es un alimento que contiene mucha agua (de hecho, casi en su totalidad es agua), por lo que su aporte calórico es muy bajo. Como dato, cada 100 gramos de calabaza contienen entre 10 y 40 calorías.

Tiene, además, mucha fibra, por lo que favorece el tránsito intestinal. Contiene también muchas vitaminas, y gracias a algunas de ellas, es considerado un alimento antioxidante. Es especialmente beneficioso para niños y ancianos porque ayuda a mejorar nuestras defensas.

Es rica en potasio, fósforo y magnesio y además, contiene vitamina A, C, E y B9 entre otras. La calabaza nos aporta mucha vitalidad y es muy bueno tomarla en la etapa de crecimiento.

Nos ayuda a prevenir muchas cosas ya que refuerza nuestro organismo, por lo que es un alimento que muy recomendable para que lo que incluyáis en vuestra dieta.

Los españoles tomamos más alimentos sanos

Esto, al menos, es lo que dice un estudio que ha realizado Herbalife en colaboración con Barbara Stewart-Knox,
del Northern Ireland Centre for Food and Health (NICHE). En él, han evaluado la relación existente entre el estrés
y el tipo de alimentos que consumimos.
En el caso de España, se eligen de igual forma chocolatinas o patatas fritas que productos saludables como la fruta.
Sin embargo, hay que advertir que el estrés nos hace comer más cantidad y que los españoles son dados a comer entre
horas, pero manteniendo un equilibrio entre picoteo saludable y el que no lo es.
Según parece, en trabajos estresantes, es más habitual la figura del “trabajador snack”, que está constantemente
picoteando entre horas, en muchas ocasiones productos “altos en grasas, azúcares y sal”.
El estudio también concluye que son los británicos los que peores hábitos mantienen en este sentido. Son los que más
nivel de estrés presentan, los que más picotean y los que más cantidad de productos poco saludables consumen en estos casos.
Todo esto, según opinan los expertos, si no bajan nuestros niveles de estrés, puede hacer que aumente la obesidad
en los países europeos.
Escrito por | 4 de septiembre de 2012 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , , ,