Cuáles son y qué ventajas tienen los alimentos antioxidantes

Los antioxidantes están presentes en algunos alimentos y se encargan de protegernos de los radicales libres, que son la causa de nuestro envejecimiento, entre otras cosas. Se combate así la destrucción de las células causada por los radicales libres.

Hay algunos alimentos que son especialmente importantes, por todo lo que pueden ayudarnos. Por ejemplo, la coenzima Q, de la que habrás oído hablar hasta en los anuncios, está presente en la carne, las vísceras, el pescado y el cacao.

La vitamina C, otro de los antioxidantes poderosos, está presente en los cítricos, los tomates, el brécol o las espinacas, entre otros. La vitamina E, por su parte, protege de agentes externos y la contienen el aguacate, las nueces, el maíz, etc.

También destacan los taninos, que ayudan a limpiar nuestras arterias, y que podemos encontrar en el vino tinto o las uvas.

Las isoflavonas, de las que ya hemos hablado en otra ocasión, protegen contra los problemas cardiovasculares así como contra la osteoporosis. Se encuentra principalmente en la soja.

Otro antioxidante importante es el ácido elágico, que protege contra inflamaciones crónicas, colesterol y según algunos estudios, incluso puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer. Lo hallaréis en las frambuesas principalmente, y también en fresas, cerezas, uvas, kiwis, etc.

Los alimentos antioxidantes

¿Quieres mantenerte joven por más tiempo? Pues los alimentos antioxidantes son la mejor fórmula para ello. Los que consumen diariamente este tipo de alimentos, almacenan los nutrientes que contienen y esto hace que estén menos expuestos a sufrir la erosión celular que provoca el envejecimiento de la piel.

No sólo previenen las arrugas, sino que también son efectivos protegiendo el cerebro ante enfermedades degenerativas relacionadas con la edad, como el Alzheimer.

Los principales antioxidantes son:

-Vitamina C: la hallarás en frutas, verduras crudas y frescas, brécol, perejil, perejil, guayaba, hinojo, coliflor, berro, pimiento, pepino, melón, papaya, fresas, coles de bruselas, todos los cítricos, los kiwis, y los tomates.
-Vitamina E: semillas, aceites vegetales (soja, maíz y girasol), germen de trigo, vegetales verdes, frutos secos, cereales y yema de huevo.
-Betacaroteno: puedes encontrarla en frutas y hortalizas de color rojizo, amarillo o anaranjado (zanahorias, albaricoques, espinacas, tomate, calabaza, melón y brécol).
-Zinc: moluscos, carnes magras, cereales y frutos secos.
-Magnesio: frutos secos
-Selenio: pipas de girasol, carne, pescado y ajo
-Glutation: frutas y verduras
-Coenzima Q-10: lo produce el cuerpo a partir de pescados azules, vísceras, carne, aceite de soja y cacahuetes.

Vía Dietas