Prevenir las intoxicaciones alimentarias

Evitar la contaminación de los alimentos y las consecuentes intoxicaciones, es tarea de todos los días. Una intoxicación alimentaria, puede acarrear serias consecuencias para la vida futura, por ello, es importante mantener una serie de pautas de higiene y saludables, al momento de acondicionar los alimentos.

Dos condiciones que favorecen y en forma a la multiplicación de bacterias y gérmenes, son las altas temperaturas y la humedad. Los ambientes que reúnen estas características, no son para nada recomendables, al momento de almacenar alimentos frescos.

En tales condiciones, las bacterias de la salmonella y el estafilococo, se hallan “en su salsa”. Debemos recordar, que dichas bacterias son las causantes del botulismo, enfermedad que si bien es poco frecuente, puede llegar a tener desenlace fatal en el ser humano.

Para evitar este tipo de trastornos, los alimentos perecederos, como por ejemplo las carnes, los lácteos y los embutidos, deben conservar siempre una temperatura baja. Para este tipo de alimentos, el refrigerador es el principal aliado. Igualmente, una vez que se sacan del frío (ya sea para su traslado o consumo parcial), deben regresar al mismo en el menor lapso de tiempo posible.

En cuanto a este tipo de alimentos perecederos, que deben ser cocidos, se sugieren las cocciones prolongadas, a temperaturas altas. Se sabe que muchas bacterias mueren a lo largo de este proceso.

Finalmente, la higiene de los mismos es un ítem básico. Se sugiere mantener las carnes separadas del resto de los alimentos, para evitar de esta manera las contaminaciones cruzadas, como suelen llamarse.

Escrito por | 12 de enero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , , ,

Related Posts

Las intoxicaciones

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta