Pescado para evitar el envejecimiento cerebral

Aquellos que consumen poco pescado tienen un menor volumen cerebral. Así lo afirma un estudio realizado por la Universidad de California, según el cual, esta diferencia de volumen equivaldría a unos dos años de envejecimiento estructural del cerebro.

Según Jorge Matís-Guiu, del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid, “”el estudio llega a confirmar evidencias anteriores que constatan cómo una dieta rica en determinados pescados favorece una menor atrofia y menos envejecimiento cerebral”.

“Los niveles circulantes de ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido eicosapentanoico (EPA), ambos ácidos grasos poliinsaturados esenciales de la serie omega-3, se han relacionado con un menor riesgo de demencia”, indican los autores, que han seleccionado a más de 1.000 participantes para el estudio. Se les realizó una resonancia magnética del volumen cerebral y diversos test cognitivos. Además se tuvieron en cuenta los niveles de glóbulos rojos de los ácidos DHA Y EPA.

Los datos revelan que las personas con menores niveles de DHA tenían un volumen cerebral menor en comparación con los que consumían más pescado. Y un dato muy importante: los que menos Omega-3 (salmón, sardinas, arenques, sábalo o verdel) ingerían eran los que puntuaban más bajo en la función ejecutiva, como resolver problemas o pensar en abstracto, y poseían menor memoria visual.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta