No toda la vida a dieta

La vida no consiste en una dieta interminable, duradera para siempre, no hay que pasar hambre durante el resto de la vida para bajar o mantener el peso, simplemente, hay que seguir ciertos consejos para que esos kilitos de más no aparezcan nunca.

Todos sabemos que en una dieta no debe faltar la fibra, cereales, frutas, verduras, abundante agua… y por supuesto reducir las grasas, harinas, dulces… para tener un peso que esté dentro de lo saludable.

El secreto está en cambiar hábitos, pues para conservar la salud, no nos podemos ir por las ramas y comer todo aquello que deseamos, hay que mentalizarse cuales son los alimentos sanos y mejor para nuestra alimentación, a partir de estos, podemos poder como mejor nos plazca. Hemos de ser realistas y conformarnos con logros pequeños y lentos, sin caer en la obsesión de perder muchos kilos en poco tiempo.

Siempre que creas que tienes depresión, ante todo, has de librarte de ella, pues esta no deja trabajar tranquila a la mentalización de llevar la vida lo más sana posible. La actividad es fundamental para seguir una vida saludable.

El apetito de picar entre horas, es síntoma de que algún nutriente le falta a tu organismo, alguna vitamina escasea en él, sobre todo, la vitamina B, por ello, procura equilibrar la alimentación para no sentir deseos fuera de lo común.

Masticar lentamente, pues el cerebro, ha de darse cuenta de que lo estamos saciando. Esto tarda 20 minutos en llegar a las neuronas que le dan la comunicación, por ello, hemos de darle tiempo para asimilarlo.

Escrito por | 28 de noviembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas para adelgazar y General | Etiquetas: , , , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta