Mente sana, vida sana

Hace una temperatura agradable, anímate a practicar ejercicios, no hace falta que te propongas batir un récord mundial, ni ser el mejor de tu categoría basta con que hagas un poco de ejercicio moderado para formar tu forma física.

Levántate temprano, el silencio de la primeras horas de la mañana es muy relajante, además podrás ganar unos minutos preciosos para prepararte con calma, y empezar el día sin nervios.

Si sales al campo, respira profundamente unas bocanadas de aire freso, aportan energía y ayudan a refrescar y esclarecer las ideas; respira lentamente por la nariz, llevando el aire hacia por los pulmones hasta llegar al abdomen, retenlo durante tres segundos y después espira soltando el aire lentamente.

El olfato es uno de los sentidos más deteriorados por la vida dentro de la ciudad, si entras en contacto con la naturaleza, cierra los ojos y siente el olor a tierra húmeda, a hierba, a semillas, a flores…notarás como despiertan tus sentidos.

Camina, dar pasos largos a un ritmo rápido te ayudará a oxigenar el corazón y a fortalecer tus músculos.

Alejarte del bullicio de la ciudad, te dejará tiempo para estar contigo mismo. Entra en contacto con la naturaleza, practica senderismo, la misma que consiste en realizar excursiones a pie, por senderos, caminos…el entorno rural está fomentando en los últimos tiempos esta actividad, de esta manera no solo se entra en contacto con la naturaleza sino que también nos brinda la oportunidad de conocer otros pueblos, costumbres y tradición.

Ya sabes mente sana vida sana.

Escrito por | 7 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas de Frutas y Dietas deportistas y Dietas semanales y General | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta