Los riesgos de abusar de las bebidas refrescantes

Ya sea para combinarlos con alcohol o porque nos guste beber con bebidas de cola y no con agua, lo cierto es que la muchos de nosotros abusamos de los refrescos en nuestra dieta. De entrada, no parecen tener efectos tan perjudiciales como el alcohol o el tabaco y su consumo, no está mal visto socialmente, por lo que tendemos a ignorar el daño que pueden hacer a nuestra salud y a nuestra dieta si comenzamos a tomarlos de forma -digamos- demasiado habitual. En primer lugar, no hay que olvidarnos nunca del alto contenido de estas bebidas en azúcar, algo que puede ser fatal para nuestro sueño de perder un par de kilos.

Tal como podemos leer en un artículo publicado en Muy Interesante sobre los refrescos, “los que no llevan azúcar (Light) llevan necesariamente edulcorantes. Por otro lado, los que no contienen cafeína, suelen llevar más azúcar”. Diversos estudios han demostrado, como señala este artículo de El País, que a mayor consumo de bebidas azucaradas, mayor riesgo de sufrir problemas coronarios, obesidad, diabetes, gota, etc.

En los niños, por ejemplo, se ha demostrado la relación entre la obesidad y el consumo de estos productos. Claramente, tomar alguna que otra Fanta o Coca-Cola no va a hacer que nos convirtamos en personas obesas, pero sí debemos comprender que no es bueno que se convierta en costumbre diaria porque a la larga sí puede suponernos algún problema.

Escrito por | 13 de mayo de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Dietas para adelgazar y General | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta