Los beneficios del sol

La exposición al sol es un hábito saludable que está en entre dicho debido al abuso que munchas personas realizan durante el verano.

El culto al cuerpo, el ansia por lucir un bronceado rápido nos lleva a muchas personas a tomar el sol sin medida ni cuidados básicos.

La coloración de la piel es la respuesta del cuerpo ante los rayos solares, que se oscurece para protegerse de ellos.

Ya que tomar el sol en dosis razonables, favorece la formación de la vitamina D, que contribuye a fijar el calcio en los huesos y dientes, el sol también tonifica, da vitalidad a la piel y al organismo.

Y si  estás decidido a tomar el sol para conseguir un bronceado se muy responsable a la hora de hacerlo; comienza a tomar el sol de una forma gradual, las primeras semanas menos de quince minutos al día.

Evita el sol entre las doce y las cuatro de la tarde, en esa franja los rayos solares son más dañinos, aunque tengas la piel gruesa el sol también puede dañarla; por eso te recomendamos que uses cremas protectoras, que tengan el factor de protección adecuado para tu piel, con más seguridad busca estos productos en la farmacias donde te recomendarán  de forma responsable, el producto perfecto para cada tipo de piel.

Recuerda que no siempre la misma crema de protección es apta para la cara, ya que en estas zonas la piel es más fina, pide la ayuda de un profesional a que te ayude a seleccionar la más idónea para ti.

Por eso te digo que, sol sí pero con medida.

Escrito por | 6 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , ,

Related Posts

No related posts.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta