Las intoxicaciones

Con la nueva temporada que se avecina, llega a nuestros alimentos una nueva problemática, que deberá ser tenida en cuenta a la hora de evitar males mayores.

Con el aumento de las temperaturas, los alimentos deben ser preservados especialmente de éstas. Para ello habrá que tener en cuenta algunos ítems más que simplemente el refrigerador a mano.

Se sabe que a altas temperaturas, las bacterias y gérmenes se reproducen con mucha rapidez y facilidad. Dentro de las más frecuentes, se hallan la salmonella y el estafilococo, ambos capaces de generar una intoxicación alimentaria, en algunos casos severos.

Pero otros monstruos peores se esconden tras la mala preservación del alimento: el clostridium botulinum, como el nombre lo sugiere, es el causante del botulismo, enfermedad que puede llegar a ser fatal.

Una pauta a tener en cuenta el la preservación de los alimentos perecederos, como es el caso específico de los lácteos, carnes y embutidos. En estos casos se recomienda refrigeración, pero a la vez aislamiento. Para lograr aislar los productos perecederos, se recomiendan las bolsas porta alimentos, o los recipientes  especialmente diseñados con tapas herméticas.

Otro detalle a tener en cuenta, es rotular los recipientes y bolsas, con el nombre del alimento que contienen y la fecha en que se envasaron. Se debe tener en cuenta que el frío NO mata a muchas bacterias, sino que disminuye sus capacidades vitales, por ello, con un tiempo prolongado, se pueden llegar a reproducir a pesar de esta al frío.

Fuente: botanical

Escrito por | 4 de abril de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta