La naranja

Fruto esférico de piel precisamente naranja, bajo la cual hay otra piel de color blanco. La pulpa es también de color naranja y se presenta dividida en gajos que contienen jugo y, a menudo, alguna semilla.

La naranja contiene un 58% de sales minerales (potasio, calcio y fósforo), vitaminas A, C, B1, B2, B6, PP. También contiene buenos niveles de pectina y oligoelementos (hierro, cobre, zinc, manganeso y bromo). Entre las numerosas propiedades de las naranjas, destacaremos que es una fruta desintoxicante, diurética, aperitiva, remineralizante, tónico muscular, anti infecciosa, refrescante, digestiva, antihemorrágica, laxante, antiséptica intestinal, urinaria, etc. Todas estas propiedades hacen que sea una fruta recomendable en casos de enfermedades hepáticas, estreñimiento, diabetes, uremia, gota y esclerosis, ya que efectúa una auténtica cura de desintoxicación y lavado interno.

Actualmente, el naranjo es uno de los árboles frutales más extendidos por todo el mundo, siendo los principales productores Estados Unidos, Brasil, España (Valencia, Alicante, Castellón, Sevilla, Murcia, Almería, Málaga, Huelva), Italia, México, India, Israel, Argentina y China.

El naranjo se cree originario de la región comprendida entre el suroeste de China y el noroeste de la India. Bajo la cultura árabe, se extendió por todo el Oriente. En Europa, los árabes llevaron el naranjo amargo el siglo X, aunque el dulce no se empezó a cultivar hasta el siglo XV-XVI. Los europeos importaron el naranjo por sus colonias de América, África y Oceanía.

Las naranjas se toman una vez peladas como fruta de mesa, cortadas y con azúcar como postre, en forma de zumo, mermeladas, helados, macedonias, cócteles o pasteles. Los zumos de naranja son de fácil digestión y ricos en sustancias nutritivas. Asimismo, tanto la naranja entera como su zumo se usan en las diversas cocinas internacionales para acompañar múltiples platos. Las mermeladas, compotas y jarabes de naranja son también muy nutritivos. Aunque la cocción destruya todas las vitaminas, parte de las sales minerales y todas las proteínas, se siguen conservando los hidratos de carbono y las grasas.

Escrito por | 28 de abril de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas de Frutas | Etiquetas: , , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta