La dieta Harcombe

Mientras la mayoría de dietas se basan en la premisa de que es necesario ingerir menos calorías para lograr adelgazar, la dieta de la nutricionista Zoë Harcombe plantea algo un poco distinto. Según ella, lo que hay que hacer es comer mejor. Por ello, plantea consumir alimentos frescos y no mezclar grasas con carbohidratos como las dos medidas clave de la dieta que propone.

En la primera fase de esta dieta, tenemos que eliminar las costumbres negativas que habíamos adquirido. No se pueden comer en esta etapa azúcar, queso, comida en escabeche ni cereales (salvo el arroz). Por el contrario, es recomendable tomar pescado, carne, huevos, yogur, ensaladas y verduras.

Tras cinco días así, entramos en la fase 2, que no dura un tiempo fijo sino lo que cada uno necesite. En ella, eliminamos cualquier tipo de comida procesada, ya sean alimentos precocinados, conservas, o comidas envasadas. Aquí introducimos también la prohibición de mezclar carbohidratos y grasas. Eso sí, no hay límite con las cantidades.

La última fase se alcanza cuando has perdido el peso que querías, y es para mantenerse. Debes seguir eliminando la comida procesada, aunque puedes comerla alguna que otra vez.

Lo bueno de esta dieta es que te permite comer cuando quieres, pero quizá es complicado determinar qué comer y qué no en ciertas ocasiones.

También pueden interesarte:

Dieta Atkins

Dieta South Beach

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta