La dieta de las ocho horas

Llevo un tiempo oyendo hablar de esta dieta, que parece ser que está teniendo bastante éxito. Se habla de ella en un libro llamado “La Dieta de las 8 horas” de David Zinezenko y en algunos estudios. De momento, la teoría es sencilla y aparentemente efectiva. Otra cosa son los posibles efectos de este plan alimenticio, ya que algunos consideran que podría tener consecuencias negativas a la larga.

La idea es concentrar todas las comidas del día en 8 horas y después pasar 16 sin ingerir ningún alimento. En principio, se puede comer todo lo que uno quiera, aunque lo aconsejable es eliminar los carbohidratos, especialmente los azúcares, el pan y la pasta.

También conviene combinar la dieta con algunos minutos de ejercicio diario, como en cualquier otra. Se pueden adelgazar varios kilos en una semana, aunque en principio, a partir de ese momento, se perderían los kilos de forma más lenta.

Algunos expertos opinan que, ya que los estudios que demuestran su efectividad se han hecho con ratones, el efecto no tiene por qué ser extrapolable a los seres humanos. La práctica parece algo complicada en el sentido de que hay que tener muchísima fuerza de voluntad para no tomar nada a lo largo de tantas horas, alterando los horarios a los que estamos tan acostumbrados.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta