La dieta cretense

Hoy voy a hablaros de la dieta cretense, procedente -como podéis imaginar- de Creta. Su población vive mucho más de lo normal en Occidente y no tienen tantos problemas cardiovasculares, por lo que es una buena opción si queréis reconducir vuestra alimentación.

Su sistema se basa en el consumo de frutas, verduras y cereales, pero también permite tomar pocas grasas animales, aceite de oliva, pescado, carne blanca, huevos y queso fresco. frutas

Algunos consejos para seguir una dieta como esta son sustituir los lácteos hechos con leche de vaca por otros hechos con leche de cabra o de oveja, tomar pescado tres veces a la semana como mínimo, sustituir la carne roja por carne de ave o de conejo, tomar miel en lugar de azúcar y utilizar aceite de oliva, colza o soja en vez de mantequilla o margarina.

También es recomendable tomar uno o dos vasos de vino tinto al día y, como decía antes, consumir fruta y verdura de forma habitual.

No se trata de una dieta de un mes o dos, sino de un cambio en nuestro tipo de alimentación, así que hay resultados pero no esperéis una pérdida de peso inmediata.

Podéis obtener más información sobre la dieta cretense en Enfemenino

 

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta