La dieta china

Hoy queremos hablaros de la dieta china, una cultura que aboga, por encima de todo, por una vida saludable.
Consiste en mantener el equilibrio entre el yin y el yang, algo para lo que hay que combinar cinco tipos de alimentos que se corresponden con los cinco elementos. Esto es, dulce (tierra), amargo (fuego), agrio (madera), picante (metal) y salado (agua).

Es una dieta que, además de para adelgazar, permite renovar todas nuestras energías, pero no optes por ella si no te gustan demasiado las verduras y el pescado. Conviene hacerla durante una semana cada mes.

Los principios básicos son: combinar alimentos tibios, frescos y calientes; cocinar las verduras al vapor; aplicar el concepto yin-yang; usar aceite o margarina en lugar de grasa animal o manteca.

Una dieta china incluye muchas verduras, pescados y mariscos. Como ejemplo, os proponemos esta:

Desayuno

-1 tasa de café o té (sin leche ni azúcar).
-Pan integral, muy tostado, con manteca (no margarina), 1 a 3 rebanadas. O 3 frutas secas. O un plato de frutas semiácidas (manzana, pera, ciruela, etc.). O 1 a 2 bananas maduras. O 1 taza de ensalada de frutas de estación.

Almuerzo

-1 vaso grande de zumo de zanahorias fresco o una ensalada de verduras crudas con aceite de oliva y limón o 1 plato de fritas semiácidas.
-150g de pescado asado o hervido, o pollo sin piel o carne magra.
-Puñado de nueces o almendras.
-Té o café sin azúcar.

Cena

-150g de pescado fresco, al vapor, con salsa de jengibre o 150g de tofu (requesón de soja) o camarones frescos ligeramente salteados con ajo y jengibre.
-Verduras frescas al estilo chino (ligeramente salteadas).
-Una ensalada de vegetales crudos, si se desea.
-Un vaso de agua mineral o te (sin azúcar)

Vía Perder Kilos

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta