Empieza a cuidarte con cenas más ligeras

Cuando queremos adelgazar, siempre buscamos un montón de dietas rápidas o de remedios infalibles y a veces, no nos damos cuenta de que cuando lo que hay que perder es poco, el remedio puede pasar simplemente por cambiar algunos hábitos básicos de nuestra alimentación diaria.

Uno de ellos son las cenas copiosas. Aunque estamos acostumbrados a oír que hay que comer más fuerte y cenar de forma más ligera, lo cierto es que muchas veces nos metemos un gran atracón antes de ir a dormir, y al no haber tiempo para quemar esas calorías, esto puede convertirse un muy mal hábito para nuestra dieta, nuestro peso y nuestra salud.

Si tu costumbre es cenar muy fuerte, puedes empezar por variarlo unos tres días a la semana para ir acostumbrándote. Procura cenar ensalada, filete a la plancha, pescado o verduras al vapor… Acompáñalo de un postre también sano como fruta o un yogur. Una cena debe contener una ración de proteínas, una de verduras y una de hidratos de carbono. Intenta escoger alimentos que sean de fácil digestión.

Además, está demostrado que cenar de forma abundante puede provocarnos más tarde sensación de malestar, haciendo que tengamos pesadillas. Esto también ayuda a que desayunes adecuadamente y no algo rápido antes de salir corriendo de casa. Para empezar a cuidarte, es una idea bastante sencilla, así que ¿por qué no probar?

Vía Cocina y Comida Sana

Related Posts

No related posts.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta