El picoteo entre horas

El picoteo es una costumbre casi inevitable. Por más que nos juremos y perjuremos que no lo haremos y cuidaremos la línea, no podemos evitar abrir la nevera para buscar alguna cosilla cuando el hambre nos puede o simplemente cuando estamos un poquito aburridos y nos paseamos por la cocina.

Se trata de una costumbre muy negativa, por lo que solemos tomar no suele ser precisamente beneficioso para nuestro organismo. En su lugar, comemos chucherías, galletas, etc. Ahora en Navidad, casi peor, porque tenemos la casa llena de mazapanes, turrones, polvorones… Como la mayoría de las veces, este picoteo no nos sacia, comemos más de la cuenta, lo que da al traste con nuestro intentos de no engordar, además de lo negativo de ingerir dulces todo el rato.

También diremos que el picoteo es bueno en el sentido de que hay que comer cada 3 ó 4 horas para mantener activo nuestro metabolismo y no darnos atracones en la comida o la cena. Lo que tenemos que hacer entonces es sustituir los clásicos alimentos de picoteo, como son los snacks, chuches, bollería, patatas fritas, etc. por otros más saludables, como las galletas de arroz inflado o integrales, barritas de cereales, yogures desnatados, frutas, frutos secos, etc.

Intenta tener siempre productos de este tipo a mano en lugar de rebuscar y comer lo primero que encuentres.

Arroz inflado

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta