El etiquetado, básico para las dietas

El control de los nutrientes y componentes de los alimentos, siempre están indicados (o deberían) en las etiquetas que a estos acompañan en sus envases. Calorías, proteínas, grasas, conservantes, colorantes… todos en porcentajes, pero aun así, en ocasiones, ni siquiera los miramos o a veces, ni los entendemos.

La unidad de energía, se mide en kilocalorías, pero… ¿alguien sabe qué significa esto?, creo que la mayoría de los consumidores lo pasan por alto, pues significa, el potencial de energía que contienen los alimentos. Estas se usan para controlar los alimentos que ingerimos medidos en ese potencial, de esta forma, se pueden elaborar las dietas alimenticias, poniendo así límites tanto en alto como en bajo, según la dieta a componer. Mayoritariamente, se controlan la de bajar peso, pues se miran sobre todo las grasas, las cuales, hoy en día, por nuestra sociedad de consumo, exceden en casi todos los alimentos (frituras, salsas, bollería…). Nuestra dietas actuales, son muy ricas en grasa y pobres en nutrientes, algo que en el futuro perjudica totalmente a nuestro organismo.

Las kilocalorías mínimas que una persona necesita a lo largo del día, son 1200  para que el metabolismo funcione adecuadamente, si consumimos inferior a ello, estamos haciendo una dieta muy pobre para las necesidades básicas del organismo (vitaminas, minerales y proteínas).

Informar al consumidor de las kilocalorías de los alimentos a través del etiquetado está obligado por ley. Nutrientes y calorías, se miden en esta unidad y sobre el porcentajes de 100g.

Escrito por | 21 de noviembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , , , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta