El desayuno

La idea equivocada de perder peso, es pensar en no comer. Todo lo contrario, no se debe eliminar ninguna comida, se ha de seguir con las principales y un horario establecido.

Eliminar alimentos, conlleva a eliminar nutrientes, los cuales, son imprescindibles para el funcionamiento del organismo, si estos les faltan, se ocasionarán molestias y complicaciones en la salud.

El desayuno, se convierte en la principal comida del día por varios motivos. Nada más comenzar el día, se necesita la suficiente energía para hacer frente a las tareas diarias.

Hay una relación directa entre el desayuno y la pérdida de peso, pues los alimentos de la mañana, hacen al organismo colabore para que esto suceda.

Cuando se desayuno, el cuerpo se activa, el sistema digestivo se pone en marcha y el metabolismo se regula. Se producen reacciones químicas en su interior para que la energía que hay almacenada sea usada, de esta forma, la temperatura corporal aumenta.

Al activarse el organismo y la temperatura de este, el cuerpo necesita energía para regular su funcionamiento, la cual, la obtiene de los alimentos que hemos ingerido en el desayuno, además de aquella que ya llevamos almacenada.

Si dejamos de alimentarnos, el organismo, sabiamente, reduce su forma de eliminar calorías y grasas, es decir, se ralentiza, pues se adapta a las condiciones que le surgen, por ello, comer menos no da como resultado el hacer una buena dieta. Esta consistirá en equilibrar los nutrientes, minerales y vitaminas que el cuerpo necesita en las cantidades adecuadas y a través de los alimentos que los contengan.

Escrito por | 28 de enero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con proteinas y Dietas para adelgazar y Dietas Tradicionales y General | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta