El agua mineral

Todos hemos oído siempre que el agua mineral es buena, que hay que beber determinada cantidad de agua al día, etc. Pero dentro de las aguas minerales, encontramos diferentes tipos, y puede serte de utilidad (o quizá sólo para saciar tu curiosidad) el saber qué contiene cada una o para qué es beneficiosa:

-Agua carbónica: es lo que conocemos como agua con gas, y es buena para la estimulación del aparato digestivo.

-Agua de mineralización débil: el calcio es menor de 150 mg/l y el magnesio menor de 50 mg/l. Es buena para las personas con problemas renales.

-Agua de mineralización fuerte: contiene residuo seco en cantidad superior a 1500 mg/l

-Agua bicarbonatada: favorece la digestión y es buena para las personas con problemas metabólicos.

-Agua sulfatada: son beneficiosas para la piel y también para los problemas digestivos, aunque su sabor es amargo.

-Agua hiposódica diurética: es recomendable para los que necesitan dietas bajas en sodio debido a problemas cardíacos, renales, de hipertensión, etc.

-Agua cálcica: contiene en calcio más de 150 mg/l

También podéis encontrar agua con una concentración especial de hierro, flúor, magnesio o sodio, entre otras. Eso sí, si son muy específicas es recomendable consultar con un especialista antes de sustituir tu agua habitual por ellas.

Escrito por | 7 de enero de 2013 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta