Dietas de mantenimiento

Una vez conseguimos el peso que queremos con una dieta, es necesario mantenernos en el objetivo conseguido. Para ello, realizaremos una dieta de mantenimiento.

Este tipo de alimentación tiene que ser equilibrada y aportarnos los suficientes hidratos de carbono, proteínas, vitaminas y minerales. Además, deben incluir cinco comidas al día.

Los consejos más importantes que debes seguir son:
-Sustituir azúcar y miel por sacarina
-Desgrasar caldos y consomés
-Alejarte de bebidas alcohólicas y refrescantes
-Tomar verduras, como mínimo, una vez al día y legumbres dos veces a la semana
-En cuanto a la carne, mejor de pollo, vaca o ternera, sin grasas ni piel
-El pescado debe ser poco graso
-No saltarse ninguna comida ni tomar menos cantidad
-Combínala con ejercicio diario, de unos 30 minutos, como caminar o hacer una rutina de ejercicios en casa

Vía Dietas

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta