Dietas a la carta

Las nuevas fórmulas para bajar de peso, pasan por completos planes que incluyen dieta y ejercicio, y a veces productos quema grasas, suplementos vitamínicos, terapia psicológica individual o en grupo.

Ya no se trata de pasar hambre por pasar, ni solo de calcular cuantas calorías tiene cada alimento que ingerimos, sino de cambiar la forma que tenemos de entender la alimentación y experimentar una verdadera reeducación nutricional. Existe un sin número de dietas para reducir peso; una consiste en reducir los carbohidratos en una dieta a base de proteínas, grasas saludables, verduras, y frutas; consta de cuatro fases y se complementa con fruta y ejercicio. La primera dura dos semanas, es la más restrictiva y se pueden perder hasta seis kilos, en la segunda fase se aumenta la ingesta de carbohidratos, se reintroducen algunos alimentos y se permanece hasta que falten cinco kilos para alcanzar el peso ideal, en la tercera fase se incluyen los vegetales, frutas y legumbres y cereales, y por último en la cuarta se aplica una dieta equilibrada.  Esta dieta tiene sus pros y sus contras, lo mejor es que al limitar la ingesta de carbohidratos se quema la grasa acumulada y se produce una rápida pérdida de peso. Lo peor es que en los primeros días se puede sufrir fatiga y síndrome de abstinencia por la ausencia de cafeína y azúcar.

Como toda dieta, es recomendable seguir los pasos de esta con total cautela y no llevarla a los extremos. Es recomendable también consultar con una persona especializada, para ver si esa dieta es la adecuada en una alimentación normal para una persona.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta