Dieta del pomelo

La dieta del pomelo es una dieta realmente efectiva con la que podemos perder mucho en muy poco, pero siempre actuando con cabeza. No debéis hacerla durante más de una semana en ningún caso porque, debido a su poco aporte calórico, podría ser peligroso mantenerla, además de poder provocar un efecto rebote más fuerte.

Debéis realizarla de manera coherente y combinándola con la ingesta de 2 litros de agua diarios y por supuesto, una actividad física.

El pomelo es un alimento libre de materia grasa y con muy poco sodio, que contiene mucha vitamina C, agua y fibra.

Estas características hacen que la sensación de saciedad sea mayor y no pasemos tanta hambre como en otros procesos de dieta.

Sin embargo, teniendo en cuenta las pocas calorías de esta fruta, es imprescindible no prolongarla más de lo que os hemos explicado y seguir los consejos de un especialista que os la controle.

-Desayuno:
Medio pomelo
Café o té sin azúcar

-Comida
Medio pomelo
2 huevos duros
Ensalada de pepino y tomate, aliñada con limón, vinagre y hierbas.
Tostada de pan integral con café o té sin azúcar.

-Cena
Medio pomelo
Media cabeza de lechuga con vinagre o limón y hierbas
200 gramos de pollo a la plancha

Vía Dieta Fitness

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta