Después de las fechas críticas

Hay fechas muy señaladas en la cuales, los atracones de comida suelen ser comunes, por ejemplo, las fiestas de Navidad, en las cuales, abundan dulces, suculentos platos, en resumen, una buena mesa que no se puede rechazar y que luego nos dejar esos kilitos de más que tanto nos pesan en la conciencia.

Es muy difícil mantener la voluntad de la dieta en estos días tan críticos, en donde los buenos banquetes abundan por doquier, pero tampoco hemos de tomarlo de forma negativa, sino disfrutar de las buenas comidas y pasados estos días , seguir una dieta para volver a recuperar el peso anterior o quizás un poquito menos. Si nos lo proponemos, seguro que lo conseguimos.

Estas dietas posteriores, pueden durar una o dos semanas, en las cuales, los principales alimentos, han de ser verduras guisadas y en ensalada, frutas naturales y en jugos, pescado y carne blanca a la plancha y yogur, leche y quesos lights.

Esta clase de dietas, hacen que el organismo se depure, de forma que elimine las toxinas que en esas fechas tan señaladas, nuestro organismo ha acumulado. Estos sanos alimentos, son puros antioxidantes, nos aportan vitaminas y minerales, nutrientes necesarios para la energía diaria y que nos cubre de salud sin aportar ningún gramo de grasa.

Pasado este tiempo, podemos aumentar nuestra dieta con otros alimentos complementarios, aumentar un poco más las calorías, pero si no nos excedemos, conservaremos el peso que el organismo realmente tiene que tener para seguir una vida sana y saludable.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta