Crean un bizcocho saludable bajo en grasas

Sustituyendo las grasas por la inulina, una fibra dietética natural baja en calorías, un grupo de investigadoras del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Universidad Politécnica de Valencia han conseguido crear un nuevo tipo de bizcocho mucho más sano que los que acostumbramos a comer.

La idea parte de la necesidad de crear nuevos productos para ayudar a solventar problemas como la obesidad, las enfermedades coronarias o la diabetes, cada vez más presentes en nuestra sociedad. “La industria está respondiendo a esta demanda de nuevos productos aplicando conocimientos sobre nutrición en la elaboración de productos funcionales para mejorar la salud de los consumidores”, comenta Ana Salvador, del CSIC.

Se hicieron diversas pruebas sustituyendo las grasas por inulina, desde el 35% de sustitución al 100%, evaluando la textura, color y sabor del producto para cada grado de sustitución. Finalmente, tras la prueba de los catadores, se determinó que consideraban igual los alimentos que tenían hasta un 70% de sustitución.

“Se trata de un producto que fácilmente podría llegar al mercado. Primero, porque las catas que hemos llevado a cabo demuestran que sería aceptado por la población, pero sobre todo porque el proceso de sustitución de las grasas por la inulina sería muy fácil de implementar en la industria alimentaria”, explica Isabel Hernando, de la UPV.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta