Controla tu dieta cuando sales fuera

A menudo nuestras mejores intenciones de adelgazamiento se estropean cuando llega el fin de semana. Las salidas, los restaurantes y el cambio de ritmo hacen que todo lo que hemos conseguido durante la semana es “neutralice” con nuestros excesos festivos. Es cierto que en general es bueno dejar una cierta libertad para las comidas del fin de semana, pero no tanta. Las siguientes normas ayudarán a terminar la semana sin estropear la dieta.

1 Controlar los inicios

Es muy frecuente que los “extras” gastronómicos comiencen el jueves por la noche con una cena “especial”, unas tapas o unas copitas de más. Es frecuente también que a partir de aquí haya excesos cada día, es decir, que durante media semana la dieta no sea la adecuada. En su caso, no es de extrañar que el peso no baje ni un gramo. Pensemos en ello.

2 Intentar mantener los horarios 5

Una norma básica para sobrevivir dietéticamente el fin de semana es mantener los horarios. Es difícil comer bien si ya se empieza por no desayunar, comer a media tarde o cenar a la madrugada. Es normal que el ritmo cambie, pero es imprescindible intentar guardar un cierto ritmo de horarios. Hay que comer cada 3-4 horas.

3 Elegir bien el restaurante

Hacer “dieta” cuando se va al restaurante es difícil, pero no imposible. Se trata de elegir los platos más ligeros y tener cuidado con las bebidas alcohólicas, pero también de disfrutar del restaurante. No hay que amargarse, sólo controlar. En la lista te indicamos unos cuantos platos que son sabrosos y ligeros.

4 Compensar los excesos

Basta con que la siguiente comida sea muy ligero: vegetales, carne o pescado a la plancha, y yogur o fruta. Una buena manera de compensar es hacer una comida sin carbohidratos y midiendo mucho la condimentación. Si nuestra pauta es muy estricta, la fórmula de sopa casera de verduras más yogur o queso desnatado suele funcionar casi siempre. Las barritas sustitutivas también son un buen remedio.

5 Hacer más ejercicio el fin de semana

Una manera saludable y práctica de compensar los excesos del fin de semana es hacer más ejercicio durante este tiempo. Un paseo de una hora al día es lo mínimo que puedes hacer. Bailar, hacer excursiones, nadar o ir en bici son otras actividades mucho más interesantes que andar y que también pueden ayudarte.

6 No desanimarse si no se hace bien

Es importante no desanimarse. Hay muchas personas que cuando han fallado en algún punto su terapia dietética se desaniman terriblemente y dejan de cuidarse. Si por lo que sea fallamos, no pasa nada, en la comida siguiente continuamos con nuestra dieta y punto. Cabe recordar que el éxito a la hora de adelgazar depende en un 50% de nuestra personalidad y constancia.

Hay un montón de platos en el restaurante con pocas calorías.

Estos son algunos de los más clásicos: Escalibada, Verduras a la plancha, Gazpacho, Sopa de melón, Melón o piña con jamón, Ensaladas varias, pero hay que poner atención con las salsas, Carpaccios de pescado o marisco, Brochetas de pescado con verduras, Dorada a la sal, Calamares y sepia a la plancha, Almejas y berberechos al vapor o natural o Tarta de carne o pescado

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta