Cómo sobrevivir a las tentaciones veraniegas (I)

Cada vez está más cerca el verano, y con él llegan los helados, las terracitas, los granizados, las barbacoas…
Queremos darte algunos consejos para que mantengas la línea en esas ocasiones sin necesidad de privarte de todos los caprichos.

Uno de los dilemas cuando comemos fuera, sobre todo en dieta estricta, surge cuando tenemos que decidir entre tomar una ensalada o un sandwich. Fíjate bien en lo que lleva cada cosa.

Si escoges un sandwich, que contenga hortalizas y una fuente de proteínas magra (atún, salmón, jamón, pollo, etc.). Además, es preferible que contenga poco o nada de mayonesa o mantequilla.

Si prefieres ensalada, busca una completa, con hortalizas y proteínas, y que te traigan la salsa aparte para no abusar de ella.

Segundo dilema… Las terrazas. Casi siempre pedimos un refresco, pero es un gran error. Deberías tratar de sustituirlo por un zumo o bien agua con menta o limón, bebidas con menos calorías y azúcares,, que no arruinarán tu dieta. Eso no quita que puedas tomarte un refresco de vez en cuando, pero si estás a dieta, procura no abusar de estos caprichos y elige la versión light.

Vía Enfemenino

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta