Cómo mejorar tus ensaladas

¿No os pasa que al final acabáis siempre preparando la misma ensalada? Yo, por ejemplo, suelo utilizar lechuga, queso, pavo y atún. A veces, también huevo y en algunas ocasiones algo de salmón ahumado. Seguro que vosotros también tenéis vuestra ensalada habitual, sea así de básica o algo más elaborada. Por eso, hoy quiero daros algunas ideas para que nos salgamos de la norma y arriesguemos un poquito.

Empecemos por la base de vuestras ensaladas. Suele ser una lechuga normal o comprada troceada en el súper, pero también podéis probar con cogollos de Tudela, por ejemplo, con rúcula, o bien con una base de pasta o arroz.

Además, es importante añadir a este tipo de platos, sobre todo si hacemos la ensalada con lechuga y no con pasta, algún ingrediente contundente que nos dé mayor sensación de saciedad. Para ello, podemos optar por gambas, palitos de cangrejo, pollo troceado o algún pescado, como salmón o trucha ahumada.

ensalada

También podéis añadir pimiento o zanahoria troceada. Como sabéis, es fácil encontrar en las tiendas zanahorias ya laminadas y cortadas especiales para ensaladas.

En cuanto al queso, tenéis muchas clases para elegir. A mí me encanta el queso de cabra en las ensaladas, pero hay muchísimas opciones. De la misma manera, podéis aderezar vuestra ensalada con distintas salsas si queréis saliros del clásico aliño. Podéis probar con salsa rosa, salsa de yogur, salsa de miel y mostaza, etc.

Personalmente, también creo que queda muy bien en la ensalada algún tipo de fruto seco o semilla, como las nueces, los piñones, etc.

Por último, podéis darle el toque dulce con algo de fruta, como manzana troceada, pera o naranja.

 

Escrito por | 16 de septiembre de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Tradicionales | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta