Cómo hacer dieta sin renunciar a los helados

Si habitualmente cuando hacemos dieta, todo nos parecen tentaciones, en verano la cosa se complica todavía más con los helados, granizados, etc. Los vemos por todas partes y es casi imposible resistirse durante varios meses a ciertos sabores, ¿verdad? Pues no hace falta que renuncies a ellos, porque con ciertos trucos, puedes incluirlos en tu dieta.

En primer lugar, debes intentar tomar los que menos calorías te aporten. Por ejemplo, ahora mismo tienes una gran oferta de helados bajos en grasas o sin azúcar, que resultarán más saludables dada tu situación que una copa de varias bolas, nata y chocolate. Se trata de tomar helado pero aplicando un poco el sentido común, sólo eso.

Además, debes saber que son preferibles los polos o sorbetes que los helados de tipo lácteo. También los helados frutales son más beneficiosos en tu caso, porque te aportarán menos calorías que otro tipo de sabores. Por supuesto, como antes hemos comentado de pasada, prescinde de siropes, crocantes, nata y demás aditivos.

Por ejemplo, la marca Royne tiene la gama Special Line. También los Solero, que comercializa Frigo, son bajos en calorías.

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta