Comida de fiambrera

Este es un menú adecuado para ponerlo en la fiambrera y disfrutar al trabajo un día cualquiera. Tres platos para una jornada laborable, pero con un toque de glamour que sorprenderá sus compañeros. Así, os proponemos unos macarrones frescos con salmón, acompañados de un enlucido de marisco. Para terminar hemos escogido una tarta de manzana. ¡Porque comer en el trabajo no sea siempre sinónimo de comida aburrida!

Entrante

Langostinos rebozados con miel y sésamo

Primero

Macarrones frescos con salmón y champiñones

Postre

Coca de manzana y ratafía

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta