Cocina light (II)

Continuamos con este curso acelerado de comida sana, para que vuestros platos no oculten ninguna sorpresa desagradable en forma de kilos.

-Con la carne es muy importante que seleccionéis las mejores partes. Es preferible que comáis filetes, solomillos, pechugas de pollo, etc. y evitéis la piel del pollo y los trozos grasos de la carne.

-En cuanto al pescado, olvídate de los grasos, como salmón o arenques, y en su lugar consume rape, lenguado, merluza, etc. Son preferibles los pescados blancos.

-Cocina con finas hierbas. Reemplaza la mantequilla y la sal, dentro de lo posible, por albahaca, menta, romero, eneldo, estragón, etc. Con un poco de aceite de oliva, el resultado será excepcional.

-Por último, en postres, procura sustituir el mascarpone por queso blanco o ricotta y realiza recetas con frutas en lugar de otras que son una bomba de relojería.

Seguro que con estos sencillos consejos, os vais dando cuenta de la cantidad de truquitos que hay para mejorar todas nuestras comidas diarias.

Vía Enfemenino

Related Posts

Cocina light (I)

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta