Dietas Tradicionales

Dietas de mantenimiento

Una vez conseguimos el peso que queremos con una dieta, es necesario mantenernos en el objetivo conseguido. Para ello, realizaremos una dieta de mantenimiento.

Este tipo de alimentación tiene que ser equilibrada y aportarnos los suficientes hidratos de carbono, proteínas, vitaminas y minerales. Además, deben incluir cinco comidas al día.

Los consejos más importantes que debes seguir son:
-Sustituir azúcar y miel por sacarina
-Desgrasar caldos y consomés
-Alejarte de bebidas alcohólicas y refrescantes
-Tomar verduras, como mínimo, una vez al día y legumbres dos veces a la semana
-En cuanto a la carne, mejor de pollo, vaca o ternera, sin grasas ni piel
-El pescado debe ser poco graso
-No saltarse ninguna comida ni tomar menos cantidad
-Combínala con ejercicio diario, de unos 30 minutos, como caminar o hacer una rutina de ejercicios en casa

Vía Dietas

Combate la celulitis a través de tu dieta (III)

Si tienes el caso más extremo de celulitis, la fibrosa, lo sabrás porque es dura, se nota a simple vista e incluso a veces duele.

Si quieres reducir el problema, empieza por reducir el azúcar de tu dieta, sobre todo si es de tipo industrial y por la noche. Además, sería beneficioso para ti empezar a consumir más sustancias antioxidantes, como vitaminas E y C, carotenios, selenio y zinc. Puedes tomar todo tipo de verduras, semillas germinadas, legumbres, arroz integral, cerelaes integrales, sémola de trigo, pan de centeno, pescado azul, mariscos, carnes magras, huevos, yogures naturales enteros, queso fresco entero o 20% materia grasa, frutas, frutos secos, algunos aceites (de oliva, colza, nuez y de pepita de uva), miel y té verde.

Por el contrario, has de reducir el consumo de patatas, maíz, postres lácteos azucarados y compotas de fruta, y evitar los azúcares por la noche, los zumos de frutas envasados, los alimentos 0% materia grasa, todo tipo de grasas cocinadas y frituras, charcutería, las partes grasas de la carne, carnes y pescados ahumados, platos precocinados, galletas, pan blanco, biscotes, bollería y dulces.

Vía Enfemenino

Un regalo para la salud y para los sentidos. HORCHATA DE CHUFA

Considerada desde la antigüedad fuente de nutrientes y vitaminas, la horchata se ha convertido hoy en día en un  referente de salud y energía.

Beneficios de la horchata; con propiedades cardiosaludables similares a las del aceite de oliva, no contiene colesterol, regula el tránsito intestinal, posee una elevada capacidad antioxidante, la horchata natural no contiene lactosa ni fructosa, no contiene gluten, recientes estudios han demostrado que contiene propiedades beneficiosas para el organismo, convirtiéndola en un alimento básico de la dieta.

La esencia de la horchata de chufa, es la chufa, planta herbácea de entre cuarenta y cincuenta centímetros de altura, de la que se obtiene un fruto con el mismo nombre.

Desde su descubrimiento se ha considerado una bebida muy refrescante pero, es algo más que eso. La horchata es imprescindible en la dieta por sus innumerables beneficios para la salud, prestigiosos especialistas afirman que es rica en minerales, entre ellos fósforo, magnesio, potasio, calcio y el hierro, además de grasas insaturadas y proteínas. En cambio es un alimento bajo en sodio, por lo que es apta para los pacientes con hipertensión.

Invito a prepararse un exquisito arroz elaborado con leche de horchata.

Ingredientes:

1 l de horchata

175 g de arroz bomba

2 cortezas de limón (sin la parte blanca)

1 rama de canela

2 sobres de edulcorante (2 g)

Elaboración; en una cazuela, colocar la horchata con las cortezas de limón y la rama de canela. Cuando rompa el hervor, añadir el arroz y el edulcorante, mezclar y tapar. Dejar que se cocine hasta que esté tierno el arroz. Retirar, dejar reposar a temperatura ambiente. Colocar en cuencos individuales con una rama de canela como adorno.

Fuente del recetario de cocina Denominación de Origen Chufa de Valencia.

Recetas fáciles y deliciosas

Vamos a dar algunas recetas sencillas y deliciosas para salir del paso, si tienes visitas o un antojo.

La primera: Derretido con atún:
Ingredientes:

.Dos latas de atún

.1/4 de taza de mayonesa

.1/4 taza de apio finamente picado

.Una cucharada y media de cebolla finamente picada

.Una pizca de sal

.Cuatro rodajas de pan negro

.8 rodajas de tomate

.8 fetas de queso

.Una pizca de páprika (si tienes)

Preparación: Precalienta el horno durante 20 minutos.  Luego coloca en un recipiente para mezclar el atún, la mayonesa, el apio, la cebolla, el perejil y el vinagre. Mezcla hasta unir los ingredientes. Sazona a gusto con la sal.
Por otro lado, coloca las rebanadas de pan negro una asadera o fuente para horno llévalos al horno hasta que estén ligeramente tostados. Cuando retires los panes del horno, úntalos con la mezcla preparada anteriormente. Encima de todo cubre con 1 feta o rebanada de queso, encima de esta coloca 1 tajada de tomate y otra rebanada de quedo encima de todo.  Lleva todo al horno precalentado y cocina no mas de 5 minutos o hasta que veas que el queso ya está derretido.
Simple y delicioso.

Aquí va otra: Chop Suey!


Ingredientes:
. Morrón o pimiento rojo
. 1 calabacín
. Brotes de soja
. 2 zanahorias chicas
. 2 puerros
. 1 pechuga de pollo (opcional: carne de vaca o de cerdo)
. 1 diente de ajo
. Azúcar y sal
. Salsa de soja
. Jengibre
Para esta receta lo mejor es si tienes un “Wok” sino utiliza un sartén profundo.
Preparación: corta el morrón en juliana al igual que las zanahorias. El puerro y el ajo córtalo en finas láminas. La carne elegida en lo posible coártala en cubos de un tamaño de 2 a 3 cm. aproximadamente.
Calienta el aceite y coloca la carne, luego agregas la zanahoria, el morrón, el puerro y el ajo.  Estos ingredientes deben saltearse hasta esté casi cocido, agregar los brotes de soja, y un poco de salsa de soja (a gusto), una cucharada de azúcar, un toque de jengibre rallado (muy poco) y condimentamos con sal a gusto. Acompáñalo con arroz blanco y salsa de soja. ¡Buen provecho!

Escrito por | 24 de junio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Famosas y Dietas Orientales y Dietas Tradicionales | Etiquetas: , , ,

La dieta mediterránea

Cuando nos planteamos ponernos a dieta, una de las dietas más características y claves para nuestro organismo es la llamada, DIETA MEDITERRÁNEA, es una valiosa herencia cultural, caracterizada por la simplicidad y variedad, dando lugar a una combinación equilibrada y completa de alimentos basado principalmente, en productos de nuestra tierra, como el pescado fresco, locales y de temporada… llegando a conseguir nuestro objetivo principal, que es bajar de peso.

Características de la Dieta Mediterránea:

–          Abundancia de alimentos vegetales, verduras, hortalizas…

–          Consumo de pan

–          Consumo de carbohidratos, pasta, arroz…

–          El empleo del aceite de oliva en las principales comidas

–          Legumbres, frutas y frutos secos.

–          Consumo moderado de pescado, marisco, en general de productos frescos.

–          Productos lácteos (yogur descremados, quesos…)

–          Un toque de vino consumido generalmente durante las comidas.

–          Escaso consumo de productos proteicos, en pequeñas cantidades la carne roja

Beneficios de la dieta mediterránea:

–          Beneficios de su bajo contenido en ácido graso saturado y alto en mono insaturados.

–          Capacidad de prevenir el asma, rinitis o alergias.

–          Eficaz para reducir la presión arterial.

–          Eficaz como antioxidante, pues el uso de aceites de oliva en sus comidas, así como las nueces y chocolate negro, son beneficiarios, siempre a dosis generosas y no abundantes.

Los platos más característicos de esta dieta son, la paella, empanadas de atún, ensaladas, flamenquines, jamón, crema de setas, salmorejo, gazpacho, berenjenas rellenas, albóndigas de pollo, aguacates rellenos de langostinos, lasaña de morcilla con pimiento verde, pan de tomates secos y albahaca, milhojas de frutas, pasta con verduras, dorada con tomate y queso… y miles de combinaciones más que se pueden realizar, siempre y cuando tengamos encuenta que producto o productos podemos tomar.

Podemos decir que la dieta mediterránea es una comida sana, ligera y saludable, aportando todos los nutrientes necesarios y consiguiendo bajar de peso.

Escrito por | 9 de junio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Tradicionales y General | Etiquetas: ,

Comida macrobiótica

¿Has oído hablar de la comida macrobiótica? Si tienes problemas tales como colesterol, retención de líquidos, celulitis o anemia, una dieta de este tipo puede ayudarte bastante.

Se basa en la ingesta de cereales integrales, como el arroz, la cebada, el maíz o el trigo, que se pueden comer de muy diferentes formas: hervidos, guisados, en sopa, en tartas o en croquetas, por ejemplo.

Además, debes comer frutas y verduras, y también has de combinar estos alimentos con proteínas de origen animal, necesarias para el organismo. En concreto, deberías tomar carne magra de vacuno, y pollo y pescado sin piel.

El objetivo es lograr un equilibrio entre el yin y el yang, así como evitar todos los alimentos que pueden alterar el PH de la sangre.

Vía Europa Press

Dieta china

Entendemos por comida china aquella comida rica en pollo, arroz, ensalada, cerdo, ternera… aquella comida que solemos encontrarnos en los restaurantes pero cuando vamos a iniciar una dieta, basada en la comida china se caracteriza por ser saludable y baja en contenido graso, rica en vegetales y frutas aportándonos gran cantidad de antioxidantes y fotoquímicos que nos ayudan a prevenir enfermedades, además de ayudarte a mantener tus kilos a raya.

La dieta china se adapta a ti, tanto en tu físico como en tu tú espiritual, tomando en cuenta tu estado de salud y el clima en el que vives, por lo que si te alimentas bien, tendrás mayor energía, fortaleciéndote más y tus emociones estarán en armonía.

Son varias las ventajas de la dieta china, como por ejemplo, una de ellas, es que se adapta a las necesidades de cada persona, a la edad, al estado físico, así como también a la época en la que vives… Tiene en cuenta la calidad del alimento y no la cantidad de él; y nos hace conocernos interiormente. Combina en las comidas principales alimentos tibios, frescos y calientes. Cocina verduras al vapor. Utiliza aceite en lugar de manteca o grasa animal, siendo así de lo más natural.

Es una dieta aconsejada para quienes quieran adelgazar como para quienes quieran reponer energías.

No olvides que la dieta china es una de las dietas más antiguas de la sanación y que por ello se merece todo el respeto del mundo.

Escrito por | 27 de mayo de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Tradicionales y General | Etiquetas: ,

La dieta china

Hoy queremos hablaros de la dieta china, una cultura que aboga, por encima de todo, por una vida saludable.
Consiste en mantener el equilibrio entre el yin y el yang, algo para lo que hay que combinar cinco tipos de alimentos que se corresponden con los cinco elementos. Esto es, dulce (tierra), amargo (fuego), agrio (madera), picante (metal) y salado (agua).

Es una dieta que, además de para adelgazar, permite renovar todas nuestras energías, pero no optes por ella si no te gustan demasiado las verduras y el pescado. Conviene hacerla durante una semana cada mes.

Los principios básicos son: combinar alimentos tibios, frescos y calientes; cocinar las verduras al vapor; aplicar el concepto yin-yang; usar aceite o margarina en lugar de grasa animal o manteca.

Una dieta china incluye muchas verduras, pescados y mariscos. Como ejemplo, os proponemos esta:

Desayuno

-1 tasa de café o té (sin leche ni azúcar).
-Pan integral, muy tostado, con manteca (no margarina), 1 a 3 rebanadas. O 3 frutas secas. O un plato de frutas semiácidas (manzana, pera, ciruela, etc.). O 1 a 2 bananas maduras. O 1 taza de ensalada de frutas de estación.

Almuerzo

-1 vaso grande de zumo de zanahorias fresco o una ensalada de verduras crudas con aceite de oliva y limón o 1 plato de fritas semiácidas.
-150g de pescado asado o hervido, o pollo sin piel o carne magra.
-Puñado de nueces o almendras.
-Té o café sin azúcar.

Cena

-150g de pescado fresco, al vapor, con salsa de jengibre o 150g de tofu (requesón de soja) o camarones frescos ligeramente salteados con ajo y jengibre.
-Verduras frescas al estilo chino (ligeramente salteadas).
-Una ensalada de vegetales crudos, si se desea.
-Un vaso de agua mineral o te (sin azúcar)

Vía Perder Kilos

Dieta contra el cansancio

Hoy en día, el nivel de vida que muchas personas llevan hacen que “mal coman” lo que conlleva a agudizar a estar más cansados de lo normal, por ello es importante llevar una dieta equilibrada, por ello debemos tomar alimentos ricos en minerales y vitaminas, evitando así la temible fatiga, ansiedad…

El concepto que nos debemos memorizar, es hacer cinco comidas al día, con alimentos que aporten minerales y vitaminas, repartidos en:

–          Desayuno

–          Almuerzo

–          Comida

–          Merienda

–          Cena

Elementos para combatir el cansancio:

–          Vitamina A: consumo de zanahoria, brócoli, hígado…

–          Vitamina B1 y B3: consumo de lácteos, huevos, cereales integrales, levadura, legumbres y riñón.

–          Vitamina B2 y B12: consumo de vegetales verdes y carnes. Previene la anemia

–          Vitamina C: consumo de zumos naturales (piña, naranja…). La falta de consumo de esta vitamina puede provocar fatiga.

–          Vitamina E: la podemos encontrar en el germen de trigo, semillas de girasol… retrasa el envejecimiento.

–          El Calcio: la falta de éste aumenta el cansancio, se recomienda el consumo de leche y sus derivados, el queso…

–          El Hierro: consumo de legumbres como las lentejas, habas, chocolate negro…  dando más energía al cuerpo.

No hay que olvidar que en nuestras dietas nunca debe faltar el consumo de dos litros de agua diarios, así como tampoco el consumo de vegetales verdes.

Remedios  que te ayudarán en momentos de cansancio:

–          Consume un plátano en el de más decaída, te dará energía.

–          Comer varias ciruelas te ayudan a combatir el cansancio.

–          Dos gotas de aceite de menta en un pañuelo y respirar hondo.

–          Tumbarte con los pies extendidos por encima de ti, ayuda a la circulación de la sangre.

Una buena alimentación, ayuda a prevenir episodios de cansancio.

Fuente: alimentación sana

Escrito por | 18 de abril de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Tradicionales y General | Etiquetas: , ,

Alimentos que calman la ansiedad (I)

Como sabéis, el gran problema de las dietas son esos ataques de ansiedad que nos entran y que, muchas veces, dan al traste con los esfuerzos de varios días.

Para que eso no ocurra, hemos buscado los alimentos que podrás consumir cuando el hambre haga mella y que no te pasarán factura más tarde.

1.Pickles o encurtidos: además de aportarte fibra, tienen muy pocas calorías y logran proporcionarte una sensación de saciedad.

2.Orejones de frutas deshidratadas: son unas 300 calorías por cada 100 gramos y aportan fibra, vitaminas y minerales. Los mejores son los de durazno. Basta con que tomes uno o dos para calmar la ansiedad con algo dulce.

3.Yogur descremado con frutas: son unas 100 calorías y contiene fibra, proteínas, calcio y vitaminas.

4.Yogur descremado con cereales: son unas 120 calorías y tiene bastante fibra, proteínas, calcio y vitaminas. Sacia más que el anterior por los cereales.

5.Barritas de cereales: estas típicas barritas, como estas de Special K, tienen unas 110 calorías y las hay de diferentes sabores, incluso con chocolate. Podrás tomar 1 ó 2 al día y también tienes barritas light.

Vía Alimentación Sana