Dietas semanales

Dieta semanal

Después de las fechas críticas que a lo largo del año se van presentando, esos kilos de más que se nos acumulan, los hemos de eliminar para que nuestro organismo no se vea afectado.

Aquí te damos una idea de como puedes comenzar, un menú semanal que te ayudará al reto propuesto:

Lunes: desayuna café con leche desnatada, cereales sin azúcar y un zumo de naranja. A media mañana un yogur light. En la comida ensalada, pollo al horno y una fruta. De cena menestra o pescado y un yogur light.

Martes: en el desayuno toma un yogur light con 4 galletas y dos frutas. A media mañana un poco de queso fresco. En la comida un filete de polo con ensalada y una fruta. Para cenar un puré de verduras y un yogur light.

Miércoles: en el desayuno un café con leche desnatada con dos tostadas y un zumo de naranja. A media mañana una infusión. En la comida una ensalada, tortilla y una fruta. Para cenar un poco de carne con verdura y un yogur light.

Jueves: para desayunar un café con leche desnatada con pan y queso fresco, además de un zumo de naranja. A media mañana un yogur light. En la comida un poco de pescado con verdura y una fruta. Para cenar espinacas con pescado a la plancha y una fruta.

Viernes: en el desayuno un yogur light con cereales y una fruta. A media mañana un café con leche desnatada. En la comida pasta con verdura y fruta. Para cenar puré de verdura con tortilla y queso fresco y una fruta.

Sábado: en el desayuno café con leche desnatada, pan con aceite y tomate y un zumo de naranja. A media mañana, un refresco que prefieras pero siempre light. Para comer verdura con ensalada y una fruta. En la cena patata y verdura hervidas con pescado y un yogur light.

Una objeción, es que siempre hay que acompañar comidas y cenas con un poco de pan integral.

Escrito por | 6 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas semanales | Etiquetas: , ,

Las necesidades alimentarias 2

Si las células no comen directamente alimentos, haremos el mejor negocio de nuestra vida aprendiendo qué nutrientes son buenos para nuestro cuerpo, y los alimentos donde los podemos encontrar. Lo del negocio es porque nadie gana en importancia a la salud, y si nos dejamos seducir por la comida sana incluso podemos ser los más afortunados del mundo. Muchas enfermedades o simples trastornos orgánicos se deben también a la falta de nutrientes a células concretas de nuestro organismo.

Como son muchísimas las sustancias de los alimentos, se pueden agrupar en cuatro clases, para hacer más sencillo su conocimiento: vitaminas, minerales, agua y los nutrientes llamados principios inmediatos, que son los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas.

Cuando nuestro cuerpo siente el déficit de alguna sustancia de estas, lanza inmediatamente una señal de alarma en forma de síntoma, por desgracia muchas veces inapreciable, pidiendo que se le alimente la necesidad nutritiva dicha, si la ignoramos, la carencia solo terminar en una enfermedad.

Escrito por | 4 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas semanales y General | Etiquetas: , , ,

Las necesidades alimentarias 1

La atenta observación del ser vivo, por muy insignificante que sea, nos lleva a la conclusión de que el tiempo no pasa en vano para él. En su reloj biológico se suceden momentos de otoño y primavera, de anemia y plenitud, de estar peor y mejor, que se dan inexorablemente así porque la ley de la vida es ir cambiando. Y, al igual que la planta más frágil, el organismo humano también necesita agua y fertilizante, gasolina en forma de alimento, tanto para afrontar el momento presente como para disfrutar la vida que está por llegar.

Porque el simple ya la vez magnífico hecho de vivir, respirar, caminar, sentir y trabajar produce un desgaste natural que es necesario reparar al instante justo allí donde se produce la avería, en la esquina íntima de millones y millones de células que son el soporte de nuestra vida espiritual y biológica. El milagro de esta cotidiana restauración, e incluso en ocasiones de la curación, cuando la salud se rompe, lo hace la nutrición, nuestra alimentación sana.

Pero un corte de queso, rico en muchas sustancias saludables, no puede alimentar directamente las células, es necesario que antes actúe la digestión, para transformar el queso o cualquier otro alimento en combustible adecuado para la maquinaria y el funcionamiento de nuestro cuerpo. A partir de aquí las sustancias del queso (su valor nutritivo), convertidas en nutrientes, ya están preparadas para actuar en el mantenimiento y la reparación celular.

Escrito por | 4 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas semanales y General | Etiquetas: , , ,

Después de las fechas críticas

Hay fechas muy señaladas en la cuales, los atracones de comida suelen ser comunes, por ejemplo, las fiestas de Navidad, en las cuales, abundan dulces, suculentos platos, en resumen, una buena mesa que no se puede rechazar y que luego nos dejar esos kilitos de más que tanto nos pesan en la conciencia.

Es muy difícil mantener la voluntad de la dieta en estos días tan críticos, en donde los buenos banquetes abundan por doquier, pero tampoco hemos de tomarlo de forma negativa, sino disfrutar de las buenas comidas y pasados estos días , seguir una dieta para volver a recuperar el peso anterior o quizás un poquito menos. Si nos lo proponemos, seguro que lo conseguimos.

Estas dietas posteriores, pueden durar una o dos semanas, en las cuales, los principales alimentos, han de ser verduras guisadas y en ensalada, frutas naturales y en jugos, pescado y carne blanca a la plancha y yogur, leche y quesos lights.

Esta clase de dietas, hacen que el organismo se depure, de forma que elimine las toxinas que en esas fechas tan señaladas, nuestro organismo ha acumulado. Estos sanos alimentos, son puros antioxidantes, nos aportan vitaminas y minerales, nutrientes necesarios para la energía diaria y que nos cubre de salud sin aportar ningún gramo de grasa.

Pasado este tiempo, podemos aumentar nuestra dieta con otros alimentos complementarios, aumentar un poco más las calorías, pero si no nos excedemos, conservaremos el peso que el organismo realmente tiene que tener para seguir una vida sana y saludable.

¿Qué es la nutrición?

La nutrición es el conjunto de funciones que permite incorporar materiales a las células. Éstas, al utilizarlos, obtendrán la energía y las sustancias necesarias tanto para el mantenimiento y la renovación de las propias estructuras celulares como para la fabricación de los reactivos específicos de cada tipo de célula: enzimas, hormonas , anticuerpos, fibras, transmisores … La llegada de los nutrientes a las células es los resultados finales de una cadena que comienza con la alimentación, continúa con la digestión, y vehiculada por la circulación, termina, a través de la respiración, integrando a cada célula lo que necesita para vivir.

Cualquier déficit alimentario, digestivo, circulatorio o respiratorio, reducirá la nutrición celular y por tanto dificultará en primer lugar la producción específica, y por fin la supervivencia y la reproducción de las células.

Así pues, la palabra nutrición engloba procesos muy diversos como: la digestión, la absorción, el aprovechamiento metabólico y la excreción de los restos.

Escrito por | 25 de abril de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas semanales | Etiquetas: , ,

Patatas con zumo

Ingredientes para 4 personas:

-400 g de patata roja

-500 ml de caldo oscuro de pollo

-10 g de pimentón dulce

-100 g de almidón de Kuzu

-250 ml de agua

-1 diente de ajo

-4 hojas de eucalipto

-2 dl de aceite de girasol

-sal Maldon

Preparación:

Pelar las patatas y ponerlas a cocer con el agua, el caldo de pollo y el pimentón dulce. Una vez bien cocidas, sacarlas y pasarlas por el túrmix hasta obtener una crema fina. Rectificar de sal. Hervir más el caldo hasta que se reduzca y colarlo. Calentar la crema de patata y añadir el almidón de Kuzu diluido con 1 dl de agua. Trabajar la mezcla al fuego 30 min hasta que sea una masa semi-transparente. Reservar en frío en moldes de 1, 5 cm de alto. Una vez frío, cortar las porciones de patata. Calentar los dados en el horno de vapor 15 min a 85 º C. Enfriar con agua y hielo. Pelar el diente de ajo, Filetearlo y freír hasta que tenga una textura crujiente. Infusionar las hojas de eucalipto con el aceite de girasol a fuego bajo 1 hora. Montaje: Calentar las porciones de patata con la salsa, acaba el plato con el ajo frito, el aceite de eucalipto y la sal Maldon.

Escrito por | 18 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas semanales y Dietas vegetarianas y General | Etiquetas: , , ,

Comida de fiambrera

Este es un menú adecuado para ponerlo en la fiambrera y disfrutar al trabajo un día cualquiera. Tres platos para una jornada laborable, pero con un toque de glamour que sorprenderá sus compañeros. Así, os proponemos unos macarrones frescos con salmón, acompañados de un enlucido de marisco. Para terminar hemos escogido una tarta de manzana. ¡Porque comer en el trabajo no sea siempre sinónimo de comida aburrida!

Entrante

Langostinos rebozados con miel y sésamo

Primero

Macarrones frescos con salmón y champiñones

Postre

Coca de manzana y ratafía

Nutrientes necesarios

Hombres y mujeres, se diferencia en las necesidades nutritivas. La carencia de nutrientes, dificulta el trabajo del organismo y si esta carencia se alarga, aparece el cansancio, sueño, retención de líquidos, anemia, osteoporosis…, muchos de los males que en mayoría sufren las mujeres.

Si el cuerpo, está cubierto de todas las necesidades nutritivas, las defensas están cubiertas, se descansa mejor, la piel tiene vitalidad, los huesos están fuertes…

Los principales nutrientes para la salud femenina, los encontramos en los siguientes alimentos:

-carnes, pescados, legumbres, frutos secos, vegetales de hoja verde… tienen hierro, el cual ayuda al transporte de oxígeno a las células. Los alimentos ricos en vitamina C, ayudan a absorber el hierro

-cereales, lácteos, carnes, patatas, tomate, frutas… contienen cromo, el cual, equilibra el nivel de azúcar en la sangre, de esta forma, se aprovechan los nutrientes que nos aportan los hidratos de carbono y las grasas. También ayuda a controlar el colesterol

-carnes magras, cereales integrales, aguacate, plátano, frutos secos, legumbres… nos aportan vitamina B6, la cual, produce serotonina (influyente en el estado de ánimo)

-lácteos, pescado azul, frutos secos, legumbres… son ricos en calcio, del cual, depende la salud de huesos y dientes, además de las contracciones musculares y la coagulación de la sangre

-frutas y verduras contienen vitamina C, esta es la principal antioxidante y aumenta la resistencia ante las infecciones. Los cítricos son los que más la contienen

-verduras, frutas, cereales integrales, frutos secos, legumbres, cacao, pescados… son ricos en magnesio. Este es el encargado de mantener los músculos en forma y el equilibrio del sistema nervioso, además ayuda a asimilar el calcio y la vitamina C

-legumbres, carne de cerdo, cereales, frutos secos… aportan vitamina B1, la cual, hace que las neuronas se comuniquen. El cuidado que se ha de tener en este caso, es con la ingesta de azúcar, pues si es excesiva, esta vitamina, no se absorbe debidamente

Escrito por | 10 de febrero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas semanales y Dietas Tradicionales y General | Etiquetas: , , ,

La dieta actual

En la sociedad actual, el ritmo de vida, ha ido cambiando, cada vez somos más sedentarios y las porciones de comida van aumentando, es decir, el tamaño de los platos, se ha hecho más amplio.

Todo este efecto, ha dado como resultado, el considerable aumento de peso de la población.

El efecto de la menos actividad y el aumento de comida, influye directamente en nuestra dieta.

Para remediar, esto, hemos de se conscientes de la comida que necesitamos para alimentarnos.

Antes de empezar a comer, hemos de relajarnos, respira profundamente y tomar un vaso de agua de forma lenta. De esta forma, sabremos exactamente el hambre que tenemos.

Si estás en casa, procura servirte poco en el plato, disfruta del alimento y cuando termines, deja descansar el estómago, para que así, el cerebro te informe si está totalmente satisfecho, de esta forma se evita la hinchazón y los atracones. Si al pasar un rato, tu estómago, te indica que sigue hambriento, opta por otra pequeña porción, pero si realizas la acción anterior, te sorprenderás de que ya estés lleno. Para saciarte bien, lo mejor, las verduras.

Para realizar una comida balanceada, debes llenar tu plato con tres partes: una de verduras, otra de carne, pollo o pescado y la tercera de carbohidratos. En el postre utiliza un plato pequeño, es una forma de engañar a la vista, pues una copa pequeña de helado repleta, parece que te sacie mucho mejor y no se cae en el exceso.

Escrito por | 2 de febrero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas para adelgazar y Dietas semanales y General | Etiquetas: , ,