Dietas semanales

La causa de la intoxicación

La producción de una intoxicación, de una enfermedad de etiología alimentaria requiere unas condiciones determinadas. Es necesaria la presencia de un germen o de una sustancia tóxica en cantidad suficiente y con un carácter agresivo considerable ya que nuestro organismo posee unos potentes mecanismos defensivos inmunitarios y de desintoxicación que impiden la aparición de trastornos: sin ellos la vida no sería posible.

Por ello, aquellas personas que se encuentran en una situación de inferioridad defensiva, como es el caso de los ancianos, enfermos, niños e inmunodeprimidos, son las más afectadas, por lo que requieren una atención especial.

Escrito por | 13 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas semanales y General | Etiquetas: , ,

La carne

Es una constante mundial: a mayor nivel de vida, mayor consumo de carnes, que es junto con el pescado caro, la proteína de los ricos.

Con la carne, se producen actualmente abusos: las raciones son exageradamente desproporcional a las necesidades de nutrientes que requiere el organismo humano, y esta garganta carnicera dispara el consumo de grasas saturadas, muy perjudicial para la salud.

Entendemos por productos cárnicos las partes comestibles de los animales consumidos por el hombre, desde los músculos hasta los tradicionales embutidos y patés y éstos, aportan a nuestra dieta una cantidad de proteínas bastante destacable.

El valor nutritivo de todas las carnes es muy parecido, pero la cantidad de grasas varía entre el 4 y el 25 por ciento.

El cerdo es un caso aparte, y dependiendo de la edad y la crianza del animal, su carne magra puede tener menos grasa que la de la vaca o cordero. Por su riqueza en ácido oleico mono insaturado, de composición similar a la del aceite de oliva, esta grasa no es tan enemiga de nuestro aparato cardiovascular. Por esta razón el nutriólogos llama al cerdo “olivo con patas”. Su jamón es fuente de minerales (zinc, hierro…) y vitaminas del grupo B, pero cabe destacar que nunca será el mismo in corte de magro de cerdo que sus embutidos, porque algunos de ellos están elaborados con un 70 por ciento de grasa.

Escrito por | 12 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas semanales y Dietas Tradicionales y General | Etiquetas: , ,

Truvía, el edulcorante que no engorda

Fuente: Truvía

¿Aún no has oído hablar de este producto? Truvía fue escogido como el producto oficial de la mujer actual en la Madrid Woman’s Week el 13 de marzo.

A diferencia de otros edulcorantes, Truvía no tiene calorías, ni gluten y es apto para celíacos y diabéticos. Todo esto porque es un producto totalmente natural, que se obtiene de la Stevia, planta originaria de Paraguay que ya era muy utilizada en América del a Sur pero cuyas propiedades eran más desconocidas en España.

A través de la página web del producto, truvia.com.es, leemos que es un estupendo complemento para dar sabor al café, té, lácteos, frutas o cereales. Allí, encontrarás también una genial sección de recetas, que incluyen, entre otras, los brownies, la tarta de manzana o la ensalada romana de fresa.

El producto se vende en bote de 270 gramos, o bien en caja de 80 sobres o de 40.

Vía Enfemenino

Problemas de ayer y de hoy

Estos trastornos no son un problema de hoy, siempre lo han sido y quizá más aun antiguamente, por cuanto se conocían peor sus causas, al tiempo que los sistemas de producción, los métodos de inspección y los medios de conservación eran rudimentarios, o por lo menos, deficientes.

Hoy en día, gracias a los medios de comunicación, se conocen rápidamente y ampliamente las intoxicaciones colectivas y fortuitas y esto hace pensar que son mucho más frecuentes. A pesar de todo no hay que olvidar que tampoco son excepcionales, dado que a menudo se producen pequeños trastornos de origen alimentario de carácter subclínico atribuidos a causas muy diversas no relacionadas con los alimentos. A veces aparecen picores, pequeñas diarreas, malestar indefinido, digestiones anormales que es muy posible que sean causadas por la indigestión de un alimento en condiciones sanitarias incorrectas.

Escrito por | 10 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas semanales y General | Etiquetas: , , , ,

La difícil selección de los alimentos

Con la experiencia de los años se han ido seleccionando diferentes productos ofrecidos por la naturaleza y probados en los animales y el hombre, y de esta manera se han obtenido conclusiones respecto de su utilidad en la alimentación. Unos resultan aprovechables y han quedado definitivamente incorporados como alimentos de uso habitual, otros no tienen utilidad o incluso se manifiestan como tóxicos por lo que se han eliminado definitivamente.

El consumo de los alimentos de probada inocuidad no constituye por lo pronto ningún problema para ser utilizados por el hombre. Sin embargo, por diversas circunstancias, pueden convertirse en agentes tóxicos o causantes de enfermedades específicas, a menudo de carácter muy grave.

Escrito por | 10 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas semanales y General | Etiquetas: , , ,

Las necesidades alimentarias 2

Para cubrir nuestras necesidades alimentarias, y para cubrir a la vez, las necesidades nutricionales es importante comer diariamente unos determinados alimentos esenciales. Para facilitar el control de estos productos que necesitamos ingerir diremos que debemos tomar al día unas determinadas raciones de cada grupo de alimentos que son las siguientes:

– Feculentos: de 4 a 6 raciones

– Verduras y hortalizas: de 2 a 4 raciones

– Frutas: de 2 a 3 raciones

– Lácteos: de 2 a 3 raciones

– Carnes y pescados: de 2 a 3 raciones

– Aceites vegetales: de 30 a 50 gramos

A todo esto hay que añadir también que hay que intentar ingerir una mínima cantidad de grasas que no sean de origen vegetal, de productos azucarados y de sal. Una última cosa, pero no menos importante, que también debemos tener en cuenta es el agua: para ir bien es ideal beber de 2 a 2’5 litros diarios.

A continuación se puede observar el famoso triángulo de los alimentos que contiene todo esto que he explicado y que además ordena los productos clasificándolos de manera que los más importantes y necesarios se sitúan en la parte ancha del triángulo y los menos esenciales se colocan hacia el vértice.

Los pescados y los mariscos

Desde los más prestigiosos santuarios de la ciencia mundial se recomienda la ingesta de pescado y marisco como un puntal de la salud. Ya no hay dudas, sus proteínas compiten en valor nutritivo con las de la carne, la grasa no es saturada, tiene menos colesterol y le dan menos trabajo en el estómago a la hora de hacer la digestión.

La última calidad saludable del mar son los ácidos grasos omega-3 de los peces, que se caracterizan por ser especialmente amigos de nuestro corazón y de todo el aparato cardiovascular, hasta el punto que las autoridades sanitarias de muchos países recomiendan comer pescado para hacer coger provisiones.

Para la vitamina D que tiene el pescado se asegura una buena calcificación de los huesos y, junto con los productos lácteos, son el alimento que aporta mayor cantidad de vitaminas A y D.

Pero lo que hay que destacar en los productos del mar es el aporte de yodo que nos regalan. Sin este nutriente, el organismo humano no se desarrolla ni física ni intelectualmente de manera correcta.

Además de ser ricos, en los nutrientes de los animalitos que viven del mar, mariscos, crustáceos y moluscos, encontramos una alta concentración de minerales y oligoelementos: calcio, fósforo, hierro, zinc, selenio, yodo…

Fresco, congelado o en aceite, se debe comer pescado a las menos cuatro veces por semana.

El pescado azul da más calorías, pero también más proteínas, vitaminas y minerales que el blanco aunque su grasa insaturada favorece mucho la circulación.

Casi todos los peces son igualmente ricos en vitamina del grupo B, vital para la formación de glóbulos rojos y del sistema nervioso y, si la cadena del frío no se rompe, el pescado congelado aporta al igual que el fresco todas las sustancias ya mencionadas.

Escrito por | 8 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas semanales y Dietas Tradicionales y General | Etiquetas: , ,

El pan, la pasta y los cereales

Debido a la influencia de la moda, que nos quiere vender un absurdo modelo de cuerpos esqueléticos, el pan de toda la vida, marcado con la fama de que engorda, ha ido perdiendo protagonismo en nuestra mesa.

Nunca se había visto algo así, ya que los cereales fueron durante siglos y siglos la base de una buena alimentación para toda la humanidad y este hecho se puede ver fácilmente contemplando las arcaicas obras de arte en las que aparecen antiguos mediterráneos, griegos y romanos, que diariamente se alimentaban principalmente de cereales.

Estos imprescindibles alimentos se componen de carbohidratos (almidones), vitaminas del grupo B, fibra, sales minerales (calcio, hierro, fósforo, zinc…) y proteínas.

El pan blanco común, fabricado con harinas refinadas, pierde en el proceso de refinado parte de los nutrientes que llevaba el cereal: vitaminas, minerales y fibra. Los cereales integrales y sus derivados conservan, sin embargo, todas estas sustancias nutritivas.

El trigo, la avena, la cebada, y el centeno contienen gluten, un tipo de proteína que no deben tomar los niños de pocos meses ni aquellos que sufren la enfermedad celíaca.

Las calorías que nos dan los cereales engordan menos y sacian más. Por esta razón la pasta es un plato obligado en las dietas de los grandes deportistas, que recuperan así los buenos hábitos dietéticos de los primeros atletas de la historia.

Escrito por | 8 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas semanales y Dietas Tradicionales | Etiquetas: , , ,

La alimentación 2

Que levante la mano quien se atreva a poner en duda la enorme trascendencia que tiene el hecho de orientarse bien en la vida para saber comer.

¿Quién puede comer correctamente ni se plantea que eso es algo imprescindible para la salud?, y no hace una dieta variada, come abusivamente y sin cordura o no le da suficiente alimento al cuerpo, tarde o temprano acaba pagando esta irracional actuación. Y, inexplicablemente, es injusto que en los países desarrollados, donde sobra la ciencia y la comida, la gente enferma principalmente por su inadecuada alimentación.

No hay un modelo idéntico de dieta para todos. El organismo humano es muy individual, y en consecuencia el hambre está condicionada por muchos factores: la edad, el sexo, la estatura, la complexión corporal, la genética, el tipo de ocio y trabajo, las preocupaciones, la salud y las enfermedades…

Aquí empieza el especial toque personal de la alimentación humana. Y esta es la magnitud de su grandeza: tener en tus manos la posibilidad de tratar bien el cuerpo con todos los alimentos que necesite. Comer sano es barato y en la variedad no sólo está el gusto sino también la salud.

Escrito por | 7 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas semanales y General | Etiquetas: , ,

La alimentación 1

Con igual categoría que la propia vida humana, la alimentación que la sostiene derecha es igualmente misteriosa y apasionante. Ratifica esta afirmación un hecho singular: poniendo sobre la mesa los cientos de comidas que existen en todo el mundo, sólo uno contiene todas las sustancias nutritivas que el organismo humano necesita para vivir: la leche materna. En el resto de comida, de origen animal y vegetal, industrial y casero, le faltarán muchos o pocos materiales de los anteriormente mencionados, que son imprescindibles para la salud y la vida.

A partir del momento en que uno deja de ser un niño lactante, de la mano de la madre empieza un bonito proyecto de subsistencia, que no se podrá abandonar hasta la muerte.

Cada uno empieza a ser responsable del instinto de comer. Sin dudas el instinto más definitivo, porque si no se satisface adecuadamente se convierte en una enfermedad. Es cuando a la compleja maquinaria de nuestro cuerpo le falta la gasolina, y difícilmente puede trabajar, crear, amar y soñar.

Escrito por | 7 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Dietas semanales y General | Etiquetas: , ,