Dietas Cortas

Cuidado con los hoteles y campamentos que prometen pérdida de peso en tiempo récord

Muchas veces oímos que algunos famosos acuden un par de veces al año a determinados “hoteles” donde pasan un mes y pierden gran cantidad de kilos. Hoy vamos a explicarte por qué esta práctica no es recomendable.

Los expertos del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), preocupados por esta moda, advierten de que estos procedimientos carecen de aval médico y son insostenibles a largo plazo, además -claro está- de suponer un gran peligro para la salud. Como podrás imaginar, es muy fácil sufrir el conocido efecto rebote, consistente en adelgazar mucho de golpe para luego recuperar lo perdido y ganar más kilos. Se somete al cuerpo a mucho estrés, pero no se cambian los hábitos alimenticios, con lo que la pérdia de peso no dura.

Otra de las desventajas es que, además, estos “campamentos” son excesivamente caros. En muchas ocasiones, llegando a los 4.000-6.000 euros por estancia. En cuanto al ejercicio físico que se practica, si no estás acostumbrado a hacerlo de forma habitual, es más que probable que tu organismo se resienta o puedas sufrir algún tipo de lesión, sobre todo si eres una persona muy obesa.

Estos campamentos son más habituales en lugares como Estados Unidos, pero en España comienzan a implantarse.

Vía Europa Press

La dieta crash

Si quieres bajar de peso ahora que llega el verano, una de las opciones que tienes para conseguirlo de forma rápida es la dieta crash, que ayuda a evitar la flacidez y la celulitis. No conviene alargarlo más de dos semanas, tiempo suficiente para perder entre 4 y 6 kilos.

Es indispensable comer cada dos horas y beber unos dos litros de agua diarios. En la dieta crash, deben consumirse 1000 calorías diarias, repartidas de la siguiente forma:

-En ayunas: pequeña macedonia de piña, papaya, melón y sandía, junto a un par de almendras o una nuez.
-Desayuno: media taza de cereales con fibra y 200 mililitros de leche descremada
-Almuerzo: pera, manzana o plátano maduro y cuatro almendras o dos nueces.
-Comida: 60 gramos de atún o pollo a la plancha, un plato de verduras verdes, una pieza de fruta y agua mineral o café negro sin azúcar
-Merienda: pequeña macedonia de piña, melón, sandia y papaya. Dos almendras o una nuez
-Cena: dos tostadas con un poco de queso cottage y media taza de cereales con fibra y 200 mililitros de leche descremada
-Antes de dormir: pequeña macedonia de piña, melón, sandia y papaya. Dos almendras o una nuez

Para dejarlo, el primer y segundo día agrega al programa 150 ml de yogur normal de sabores en cualquier momento del día. El tercero y el cuarto agrega al programa otros 150 ml de yogur normal de sabores (total 300ml en 24 horas)

Vía Dietas

Escrito por | 5 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas Cortas y Dietas semanales y General | Etiquetas: , , ,

Dietas rápidas: la dieta de los tres días

Las dietas rápidas pueden ser perjudiciales para nuestra salud, pueden producirnos cambios drásticos en nuestro sistema, alterándolo con insuficientes proteínas o abusando de ellas o de grasas o hidratos de carbono. Son poco saludables, consigues perder peso de forma muy rápida pero no consiguiendo resultados a largo plazo.

Lo más importante es mantener una dieta saludable y una alimentación adecuada y sana.

Una de las dietas rápidas que más está de moda y que está pisando fuerte es la llamada DIETA DE LOS TRES DIAS, llamada así porque en días pierdes tres quilos, quilo por día. Realizada cada semana hasta alcanzar así el peso deseado, evitando a toda costa el consumo de refrescos gaseosos, consumos de postres y dulces. No debe durar más de tres días, su nivel calórico es muy bajo y puedes notar mucha debilidad. Las comidas están repartidas en tres tomas, desayuno, comida y cena, respetando estas tomas como se te citan a continuación, recuerdan que sólo son un ejemplo, a modo orientativo:

Para el desayuno:

–           Café o té con edulcorante, acompañándolo de queso y zumo de pomelo

Para la comida:

–          100 gr. De carne magra, guisantes, zanahorias, una manzana.

Para la cena:

–          Pan tostado, acompañado de atún, con café o con té, con edulcorante.

Y lo más importante que no debe faltarte es la hidratación de 2 a 3 litros diarios.

No es aconsejable un método de adelgazamiento tan rápido, lo aconsejable es un método progresivo saludable.

Escrito por | 8 de mayo de 2011 | 1 comentario
Categorias: Dietas Cortas | Etiquetas: ,

La dieta del pescado

Si no eres uno de esas personas anti-pescado, puede que esta opción te resulte interesante para perder un par de kilos. Se trata de una dieta que dura una semana y con la que se pierden unos 3 kilos.
El plan de alimentación sería el siguiente:

Desayuno: 1 infusión, 1 vaso de zumo de naranja y 4 galletas light.

Media mañana: 1 yogurt descremado.

Almuerzo: atún, caballa o jurel al natural y 1 fruta. Podrás comer la cantidad de pescado que desees.

Media tarde: 1 yogurt descremado.

Merienda: 1 infusión, 1 vaso de zumo de pomelo y 4 galletas light.

Cena: filete de merluza a la plancha o el horno, 1 taza de sopa de verduras casera y 1 fruta. Podrás comer la cantidad de pescado que desees.

Por supuesto, debes estar totalmente sano antes de iniciar esta dieta, ingerir mucha agua, utilizar edulcorante para las infusiones y condimentar tus comidas con sal (moderada) y zumo de limón.

Vía Nutridieta

Dieta de la sopa de col

Esta dieta, baja en calorías, dura sólo 7 días. No es recomendable hacerla por más tiempo. Eso sí, luego hay que hacer una dieta de estabilización. Existen varias versiones, pero la idea es comer sopa de col junto a otros alimentos cada día, en los que no se limita la cantidad.

La sopa se hace con verduras de temporada alta, como cebolla, col, tomate, apio, zanahoria… Hiérvelas sin grasa durante 10 minutos y cuece a fuego medio hasta que esté todo tierno. No lo pases por pasapurés ni batidora.

Sobre las bebidas, puedes tomar agua, té o café sin azúcar. El menú podría ser el siguiente:

Día 1: Sopa de col y fruta, excepto plátano.
Día 2: Sopa de verduras verdes. Evita consumir leguminosas. Para la cena, puedes comer una patata asada con un poco de mantequilla.
Día 3: Sopa de col y fruta (excepto plátano) y verduras verdes.
Día 4: Sopa de col, leche desnatada a voluntad y 8 plátanos como máximo.
Día 5: Sopa de col, entre 300 y 500 g de ternera y hasta seis tomates frescos. Bebe unos 7 u 8 vasos de agua para purificar el organismo.
Día 6: Sopa de col y ternera o pollo asado sin piel, con verduras.
Día 7: Sopa de col y arroz integral; verduras y zumos de fruta no azucarados a voluntad.
Se pierden entre 5 y 7 kilos, pero no olvides acompañarla de suplementos vitamínicos y minerales para solventar las carencias que presenta.

Dieta del pomelo

La dieta del pomelo es una dieta realmente efectiva con la que podemos perder mucho en muy poco, pero siempre actuando con cabeza. No debéis hacerla durante más de una semana en ningún caso porque, debido a su poco aporte calórico, podría ser peligroso mantenerla, además de poder provocar un efecto rebote más fuerte.

Debéis realizarla de manera coherente y combinándola con la ingesta de 2 litros de agua diarios y por supuesto, una actividad física.

El pomelo es un alimento libre de materia grasa y con muy poco sodio, que contiene mucha vitamina C, agua y fibra.

Estas características hacen que la sensación de saciedad sea mayor y no pasemos tanta hambre como en otros procesos de dieta.

Sin embargo, teniendo en cuenta las pocas calorías de esta fruta, es imprescindible no prolongarla más de lo que os hemos explicado y seguir los consejos de un especialista que os la controle.

-Desayuno:
Medio pomelo
Café o té sin azúcar

-Comida
Medio pomelo
2 huevos duros
Ensalada de pepino y tomate, aliñada con limón, vinagre y hierbas.
Tostada de pan integral con café o té sin azúcar.

-Cena
Medio pomelo
Media cabeza de lechuga con vinagre o limón y hierbas
200 gramos de pollo a la plancha

Vía Dieta Fitness

La dieta Flavor Point

La Dieta del Sabor Justo o Flavor Point propone la pérdida de peso basándose en la idea de que combinando ciertos sabores, podemos llegar a una sensación de saciedad.

De esta forma, la persona llega a saciarse consumiendo menos calorías de lo habitual. Esta estrategia fue descubierta por David Katz, un investigador de la Universidad de Yale, que publicó un libro sobre ella que contiene los indicativos necesarios junto a más de 40 menús y 100 recetas.


Según Katz, cuando en una misma comida mezclamos sabores dulces, salados, ácidos y amargos estimularemos más el apetito, pero si el sabor es monotemático ocurrirá justo lo contrario. Se pueden perder unos 7 kilos en mes y medio con una alimentación completa y baja en grasas.

Se busca, por un lado, organizar la dieta por sabores y eliminar de nuestra alimentación determinados alimentos procesados con muchos sabores.

Cada menú se concentra en un sabor y esto deberá hacerse el primer mes. Después, las dos siguientes semanas, se va variando más. Para más información, podéis recurrir al libro de David Katz. Esto es sólo un avance de lo que podréis encontrar.

Vía Dietas