Dietas con proteinas

Alimentarse y nutrirse no son sinónimos

Los alimentos son la principal fuente de nutrientes. Estos últimos, a su vez, son imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro organismo, pues de los nutrientes dependen las reacciones metabólicas de nuestro cuerpo.

Sin embargo, una ingesta inapropiada de alimentos, pueden no contribuir a la incorporación y/o recuperación de nutrientes básicos.

Para que el cuerpo halle su equilibrio nutricional, las dietas diarias deben contener una serie de alimentos que aseguren la provisión de glúcidos,  lípidos , prótidosvitaminasminerales y oligoelementos.

Para ello, se debe asegurar al menos dos porciones de frutas y verduras diarias, una a dos de fibras (las mismas pueden ingerirse en los panes especialmente formulados), lácteos y líquidos. Además, durante la semana se deben ingerir carnes rojas, blancas e hidratos de carbono.

Como siempre se recomienda, las mejores sugerencias  en cuanto a cantidades específicas de alimentos, las va a dar el profesional nutricionista. Cada organismo constituye un caso único, individual, con características y necesidades propias. Por ello, las generalizaciones son simplemente una guía, en cuanto a salud nutricional.

Lo que es cierto y puede decirse de manera generalizada, es  que la ingesta desproporcionada de frituras, golosinas y comidas rápidas, pueden  constituir una alimento, pero con muy poca concentración de nutrientes. Dicho en otras palabras, pueden calmar el hambre, peor el aporte nutricional al organismo, será escaso.

Por el contario, el privilegio de aquellos alimentos naturales, con el mínimo sometimiento a procesos químicos, proveerán al metabolismo de las reservas nutricionales requeridas.

Fuente: estudiantes

Escrito por | 30 de marzo de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas con proteinas y General | Etiquetas: , ,

La nutrición de Martin Giacchetta II

Las dietas milagrosas y extra cortas, no son para nada aconsejables, sino que se debe recurrir a un cambio de hábitos alimenticios, ya que son duraderos y saludables. Si quieres perder peso mediante pastillas o métodos milagro, estas en un grave error, ya que es peligroso para la salud.

Para el deportista, es aconsejable el consumo de hidratos de carbono, proteínas y grasas, ya que recuperan el desgaste físico efectuado.

Martin Giacchetta recomienda el consumo del 60% de carbohidratos, 15-20% de lípidos y proteínas, aunque el mismo puede elaborarte un plan de dieta rutinaria adecuada a tu cuerpo, constitución y estilo de vida.

No recomiendo el exceso de consumo de café, aunque no le eches azúcar, ya que la cafeína acelera la deshidratación corporal, como mucho, uno al día, tal y como explico en un programa de televisión.

En cuanto a los ejercicios, siempre se recomienda empezar por un entrenamiento suave, como unos 10-15 minutos caminando deprisa, e ir aumentando la intensidad y dificultad de la actividad, así como el tiempo.

También debes ejercitar el abdomen, la zona lumbar y los hombros. Así como gemelos, cuádriceps, isquiotibiales, abductores, glúteos, psoas y lumbares.

Entrena la mente también, es muy importante.

Más información: Martin Giacchetta

La nutrición de Martin Giacchetta I

Martin Giacchetta, aunque lleve años entrenando, compitiendo, ya que es: profesor nacional de educación Física, Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, entrenador personal y entrenador superior de Triatlón.

Ha competido en múltiples maratones y ultramaratones, así como triatlón, duatlón, carreras populares, carreras de aventuras, etc.

Si aún no sabes quién es, si te digo que es el entrenador responsable de esculpir el cuerpo atlético del cantante David Bustamante y su mujer, Paula Echevarría, ya sabes quién es, ¿no?

Seguir sus pautas de entrenamiento, es símbolo de éxito, ya que puedes visitar su web, y pueden hacerte una rutina de ejercicios y de dieta, que hace que consigas un cuerpo escultural, y adaptándose a tus necesidades, constitución, salud, etc.

En cuanto a la nutrición, Martin Giacchetta, recomienda que sea necesariamente la adecuada, ya que son requerimientos energéticos que están vinculados a la actividad física y el gasto energético. Una correcta nutrición, distribuye a nuestro organismo los requerimientos plásticos o estructurales proporcionados por las proteínas, cubre diversas necesidades de micro nutrientes no energéticos, tales como las vitaminas y minerales; y ofrece la suficiente ingesta de fibra dietética.

El consumo frecuente de agua durante el día, es siempre, imprescindible. No debes tomarla excesivamente fría. Debes consumir muchos caldos, zumos, infusiones además. Toma agua durante y después de la actividad física.

La dieta equilibrada, debe ir siempre de la mano con la actividad física, y más en esta época, que queremos empezar a cuidarnos, para lucir tipazo durante el verano.

Sigue en parte II

Más información: Martin Giacchetta

La dieta de la zona

Seguro que habrás oído hablar de la dieta de la zona. El nombre suena evocador, pero no dice mucho. Trataremos de explicarte en qué consiste esta creación del Doctor Barry Sears.

Se basa, principalmente, en adoptar un estilo de alimentación saludable para alcanzar el equilibrio hormonal.

Sears propone una dieta en la que se incluyan todo tipo de nutrientes, controlando el aporte de hidratos de carbono (40%), proteínas (30%) y grasas (30%). Destaca también el Omega 3, un punto importantísimo dentro de La Zona.

Es una dieta muy recomendable porque permite comer de todo sin estar todo el tiempo pendiente de qué mezclar y qué no, además de que no pasas hambre y piedes grasa, pero no masa muscular.

Se aconseja realizar 5 comidas al día, de las cuales 2 serán más bien ligeras. Es importante no dejar pasar más de 4 ó 5 horas entre ellas para no alterar los niveles de azucar, muy importantes en este plan.

Entre los hidratos de carbono, hay que elegir los que son de absorción más lenta, como frutas, verduras, legumbres y cereales integrales.

Entre las proteínas, se recomiendan la carne de pollo, pavo y conejo, así como pescado azul y el magro del jamón. En los lácteos, yogur y lecha fermentada, pero se evitan productos enteros, como el queso.

Las grasas se obtienen del aceite de oliva, aceitunas o mayonesa, por ejemplo.

Para más información, consulta la fuente.

Vía En Buenas Manos

Dieta proteica

Las proteínas son un nutriente muy importante, y son esenciales para la formación y el mantenimiento del tejido muscular. Como seres humanos,  requerimos  los aminoácidos para el buen funcionamiento de nuestro sistema. Las proteínas se componen de aminoácidos, y una vez que se consumen, los ácidos gástricos en el estómago, ayudan a descomponer las proteínas, y los aminoácidos que se forman luego son utilizados por el cuerpo. Las personas que tienen un mayor nivel de actividad física de forma regular requieren más proteínas, en comparación con aquellos que siguen un estilo de vida más sedentario. Una dieta rica en proteínas, es muy importante ya que ayuda a una persona calcular sus requerimientos nutricionales y hacer los ajustes necesarios en su dieta. Sin embargo, ya que los alimentos ricos en proteínas también aportan una cantidad importante de calorías, es importante ajustar un plan de comidas en consecuencia.

La dieta alta en proteínas, es baja en carbohidratos, y es una dieta muy popular para una persona que requiere tener una ingesta de proteínas sustancialmente más altos, mientras que la ingesta de hidratos de carbono se reduce. Este tipo de dieta ayuda a la persona a su masa y aumentar el tono muscular sin tener que preocuparse sobre el aumento de peso excesivo. Una dieta rica en proteínas debe ser ajustada para adaptarse a las necesidades de un individuo de sexo, edad, niveles de actividad, y otros factores que pueden afectar a las condiciones de una persona de proteínas.

Un plan de dieta con alto contenido de proteínas, también se utiliza comúnmente para bajar de peso. En tales casos, la persona tendrá que aumentar su dieta con un plan de ejercicio regular. Si una persona sigue una dieta alta en proteínas, pero no recibe suficiente ejercicio, él / ella comenzará a aumentar de peso. Esto se debe a los alimentos ricos en proteínas se convierten en aminoácidos que luego se convierten en glucosa y se almacena en el cuerpo.

La carne, la soja y los productos lácteos son fuentes muy buenas de proteína, sin embargo, desde los alimentos ricos en proteínas más altos,  son extremadamente bajos en fibra, que es esencial, como las frutas y hortalizas. La importancia de la fibra en una dieta de la proteína es a menudo ignorado y, como resultado de los individuos en una dieta rica en proteínas tienen un mayor riesgo de padecer dolencias de menor importancia gástricos como la acidez, gases y estreñimiento.  Para incluir más fibra en tu dieta, incluye al comenzar el día, un cuenco de avena que es rica en fibra y proteínas, y te ayudará a poner en marcha su día. También puedes incluir una gran porción de ensalada en las comidas y un plato de frutas.

Muchos atletas y culturistas también recurren a los suplementos de proteínas con el fin de ganar masa muscular rápidamente. Sin embargo, es importante discutir estas opciones con su médico ya que pueden causar daños severos a los órganos del cuerpo durante un período prolongado.

Fuente: dieta fitness

Escrito por | 28 de febrero de 2011 | 1 comentario
Categorias: Dietas con proteinas | Etiquetas: , ,