¿Qué piensas de los productos light?

Según la normativa, para que un producto pueda ser etiquetado “bajo en” es necesario que contenga un mínimo de un 25% menos de la nutrición en cuestión a la relación del producto referenciado.

Son productos interesantes para las personas que sufren un sobrepeso real o patologías cardiovasculares. La nata un 15% es ideal para cocinar cuando se quiere cuidar la línea.

Al tratarse de productos sin el gusto ni la grasa de las versiones clásicas solemos consumir más de lo que toca, cuentan con ventaja de otros  platos cocinados y nos aportan la cantidad justa  de alimentos y grasas. Se han logrado grandes avances en cuestión de sabor.

Suelen ser insuficientes en fibras y proteínas, se pueden encontrar platos cocinados no ligeros y, sin embargo, poco grasos. Solo hay que verificar en la etiqueta que contienen menos de 15 g de lípidos por porción entera y una relación proteína/fibra superior a 1.

En los productos lácteos tienen todos una versión baja en materia grasa. Los yogures y otros postres lácteos azucarados pueden ser bajos tanto en grasa como en azúcares.

Barritas de cereales, chocolate,  galletas y otros productos para el desayuno no se escapan a la moda de lo light y los estantes están cada vez más llenos. La composición nutricional de estos productos están a menudo más estudiada y orientada hacia la sociedad: son ricos en fibras, frutos, vitaminas y minerales.

Escrito por | 29 de agosto de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dietas bajas en calorías y General | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta