¿Cómo afecta el alcohol al cerebro y el cuerpo?

El consumo crónico de alcohol es causa de alteraciones en diversos órganos y sistemas. Es bien conocido como perjudica al hígado, pero el alcohol perjudica también el tracto gastrointestinal, el páncreas, el músculo cardíaco, el sistema endocrino, produce alteraciones hematológicas y afecta al sistema nervioso central. A este nivel, el alcohol puede desarrollar un efecto neurotóxico directo afectando sobre todo la membrana celular, o bien tener un efecto indirecto, porque el hígado está dañado y se producen deficiencias vitamínicas. Esta neurotoxicidad se concreta en un deterioro cognitivo y en unas manifestaciones

Psiquiátricas que variarán según el patrón de consumo. ¿Cuáles son los efectos que produce el alcohol a corto plazo? Los propios de intoxicación alcohólica aguda: sensación de euforia, desinhibición, sobrevaloración personal… Todos estos síntomas se acompañan de alteraciones importantes del rendimiento psicomotor: disminución de la habilidad psicomotora fina, incremento del tiempo de reacción a estímulos y pérdida de la capacidad de concentración. Si el consumo es elevado, podemos observar síntomas graves como depresión central con una sintomatología más relevante a nivel psicológico y psicomotor, torpeza expresiva y motora (disartria y ataxia), pérdida de reflejos, somnolencia, sueño… En concentraciones más elevadas de alcohol – entre 400 y 500 mg/dl- puede haber coma, depresión bulbar e incluso ser causa de muerte.

Escrito por | 29 de enero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta